12 de septiembre de 2011

Cada muerte de obispo–Monseñor José María Montes

AICA lo informó lacónicamente hace unos días:

Al mediodía de hoy, viernes 2 de septiembre, falleció a la edad de 91 años, monseñor María Montes, obispo emérito de Chascomús. El velatorio se realiza en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús (Lucio Vicente López 755, Témperley), de la que fue párroco durante sus últimos 15 años.

Falleció Mons. José María Montes, obispo emérito de Chascomús

Lean el resto del obituario para ver una carrera episcopal que, sin conocer al pastor, se puede catalogar como discreta. “Bajo perfil” le darían si la noticia fuese publicada en un informativo.

Buscando en la CEA o en el Observatorio Episcopal de Panodigital nada de nada, para reafirmar la idea.

Yo soy de la idea de que “a cada muerte de obispo” hay que hacerle su corolario, espero que en este caso Monseñor haya sido rico en frutos de santidad de sus fieles.

3 comentarios:

  1. Como sacerdote Fundo el Colegio y Parroquia Nuestra Señora del Valle de La Plata, fue uno de los maximos exponentes de lo que marca el Concilio Vaticano II en cuanto lo que es la relacion de la jerarquia con el laicado, al que amo hasta su muerte. Es el primero Obispo Emerito que se hace cargo de una parroquia a los 77 años de edad por 15 años, con todo lo que ello implica, hasta ocurrir su fallecimiento. Miles dan gracias a Dios por su vida humilde y ejemplar.

    ResponderEliminar
  2. Monseñor José María Montes nació el 22 de marzo de 1920 en la ciudad bonaerense de Adrogué (partido de Almirante Brown), en el seno de una familia católica, compuesta por Gregorio Montes, Juana Inés de Giacomi y trece hijos.

    En 1935, con 15 años, fue designado primer delegado de la Acción Católica de la parroquia San Gabriel Arcángel, de Adrogué. Cuando concluyó sus estudios secundarios, se desempeñó como auxiliar en el Juzgado de Paz Letrado de Almirante Brown y trabajó también en las empresas Bunge y Born S.A. y en Molinos Río de La Plata.

    El 28 de febrero de 1949 ingresó al seminario de La Plata para comenzar los estudios de Filosofía y Teología, y el 20 de Diciembre de 1958, a los 38 años, fue ordenado Sacerdote en la iglesia San Gabriel Arcángel.

    Fue secretario privado del Cardenal monseñor Raúl F. Primatesta, capellán del Hospital Italiano y vicario en la parroquia Nuestra Señora de la Victoria, de la ciudad Platense. Fundó la Parroquia Nuestra Señora del Valle, y fue su primer parroco, fundo el Colegio Kennedy, hoy Colegio Nuestra Señora del Valle de La Plata,que se destaca hoy en sus cuatro niveles: inicial, primario, secundario y prefesorado terciario. También se desempeñó como Asesor de la Acción Católica a nivel arquidiocesano. Asimismo y siendo sacerdote, funda en la Arquidiocesis de La Plata el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, ampliando desde alli su intensa e incansable accion evangelizadora.

    En febrero 1976 fue designado párroco de Nuestra Señora de los Dolores y rector de la Catedral de La Plata.

    Su Santidad, el papa Pablo VI, lo nombró obispo titular de Lamdia y auxiliar de La Plata el 15 de junio de 1978, eligiendo como lema de su escudo episcopal “Illum oportet crescere” que son palabras de San Juan Bautista: “Es necesario que El crezca y que yo disminuya”, cosa que hizo con su vida.

    El 19 de enero de 1983 el papa Juan Pablo II lo nombró segundo obispo diocesano de Chascomús. Teniendo en cuenta que el primer obispo de Chascomus pastoreo la nueva jurisdiccion tan solo por un año y ocho meses, es que realizo durante 14 años una incansable accion evangelizadora y fundacional de la diocesis: donde eleva a Catedral a la Iglesia Nuestra Señora de la Merced y San Juan Bautista, realizo todos los tramites y acciones pertinentes como adquirir el predio para instalar un Convento de Clausura de monjas Carmelitas a dos años de asumir el gobierno pastoral de Chascomus, en la localidad de Brandsen. Instalo otras congregaciones religiosas en las localidades de Maipu y Gral Belgrano. Durante su gobierno pastoral se funda una Congregacion Religiosa Hermanas de Bethel. Era habitual que celebrara misas en la Capilla de los Negros de Chascomus (unico prelado y sacerdote que lo hizo, segun testimonio de gente del lugar), celebraba misas los sabados en la capillita del Hospital Publico de Chascomus. Cubria misas en cualquier punto de la extensa jurisdiccion (36.000 kms 2) ante la falta de sacerdotes. Fue Presidente de la Comision Episcopal para las Migraciones y el Turismo de la CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA, fue miembro de la Comision Episcopal de Familia.

    Monseñor Montes renunció a su oficio pastoral por límite de edad el 20 de abril de 1995, no siendole aceptada su renuncia sino hasta 3 de julio de 1996. Desde la aceptación de su renuncia, a la edad de 76 años y medio y hasta la fecha de su fallecimiento, fue párroco de Sagrado Corazón de Jesús, de Temperley, diócesis de Lomas de Zamora, lugar en que realizo una actividad pastoral esplendida, donde logra construir, con su esfuerzo personal y animando a las comunidades, en adyacencias de la Estacion de ferrocarriles de Temperley una hermosa Capilla en honor a Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas.
    Ha sido un ser humano bondadoso, humilde y siempre sonriente. Le ha tocado sufrir calumnias, las que guardo en su corazon sin decaer nunca en su accion evangelizadora. Gracias Monseñor Jose Maria por tu vida.

    ResponderEliminar
  3. http://www.ucalp.edu.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=930:fallecio-monsenor-jose-maria-montes&catid=29:home

    http://www.aicaold.com.ar/index.php?module=displaystory&story_id=28214&format=html

    http://www.elargentinoweb.com.ar/?Manana-se-trasladaran-a-la
    http://letrasencuentro.blogspot.com.ar/2011_09_01_archive.html

    Es la sonrisa un reflejo del amor que viene del corazón.
    Así recordaré siempre a mi Padre Obispo. Sonriendo.
    Comparto con ustedes un poema que le escribí hace muchos años:


    YO BUSCO UN VERSO, SEÑOR

    Para decirle a mi gente estas cosas y otras más:
    No saben mirar los ojos que no miran hacia adentro.
    Ni saben hablar las voces que omiten la caridad.
    No trascienden los que olvidan que TU eres la piedad.
    Ni se construye ignorando que la vida es libertad.

    Yo busco un verso, Señor.
    Para contar que en mi pueblo existe un bello Pastor
    que caminó las praderas y en los desiertos oró.
    Es el mismo que una tarde en el silencio lloró
    por sus faltas, por las nuestras y encontró la Redención.


    Yo busco un verso, Señor
    Que mueva los corazones, que llame a la lealtad,
    que ilumine las miradas y enseñe a vivir la paz.


    Ese verso que yo busco ¿Ya tiene nombre, mi Dios?
    ¿Lo saben los querubines? ¿Algún Coro lo cantó?
    ¿O lo escribió en la Cuaresma el alma de tu Pastor?



    A los 75 años de Monseñor José María Montes
    y en él a todos los sacerdotes de la Diócesis.

    Publicado por Eva Lucero de Ortega en 18:18 2 comentarios: Enlaces a esta entrada
    Etiquetas: Monseñor José María Montes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...