13 de agosto de 2012

El gran espectáculo contra la identidad de género.

Los Juegos olímpicos…

Ahora que pasaron empiezo a respirar más aliviado. Me contuve estos días para no caer en el coro de los contestatarios per se, pero me hubiese gustado sumarme a una de sus tertulias anti Juegos Olímpicos.

Ojo, me gustaría que me inviten a ver los Juegos por el espectáculo que representan, pero creo que siempre voy a mantener una fuerte dosis de escepticismo por dos cuestiones esenciales: una de fondo y otra de forma.

London 2012: Wenlock & Mandeville [official merchandising illustrations]

La de fondo es que siempre que veo el jolgorio pre y post “Juego” percibo que tiene un sabor muy fuerte a ramadán o pascua. Yo se positivamente que Pascua es una sola y tengo anticuerpos muy desarrollados para evitar los ritos y liturgias que no son los que mi alma necesita, así que trato de preservarme contra el “Espíritu de los juegos olímpicos”. Puede llegar a ser un pecado de soberbia pero hay que ser astutos como serpientes ¿No?.

La de forma es la de ver a tantas personas que llegan a un quinto puesto luego de sacrificar una vida saltando o corriendo. Pienso en los padres de esas personas que aceptaron o promovieron que su hijo deje la casa a los 6 o menos años para ser unos monjes ermitaños dedicados de lleno al sacrificio para ser los sacerdotes de un culto tan exigente.Por lo menos en la Iglesia se cuida el candidato y se habla de vocación, yo como padre no podría promover a uno de mis hijos de esa manera.

En el lado cómico de las cosas podría empezar un post entero acerca del gran espectáculo discriminador para con las comunidades de identidad de género exacerbada. Si tuviese tiempo haría una iniciativa para que no haya más división de género en las olimpíadas, me parece inaceptable que se divida de esa manera. ¿Por qué no surgen las voces disidentes?

1 comentario:

  1. Me dan tanta pena esos chinitos esclavos de los resultados. Una vida completa para 10 segundos de carrera (ahí no hay chinos que puedan ganar, parece) Saludos al clan Pincemín.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...