13 de febrero de 2013

Renunció Benedicto XVI, aluvión de ideas

De la renuncia del Papa Benedicto XVI me enteré como todo el mundo, me despertó B con la noticia. Estábamos meta preparativos para la vuelta a Sunchales que hicimos ayer con total éxito en rutas sin problemas y con música funcional de alaridos infantiles.

Por un lado trato de entender la lógica de la renuncia y no le encuentro la vuelta, sigue siendo un misterio para mi. Lo que trato de ordenar en la cabeza son un par de cuestiones que para mi son importantes ahora mismo de cara al nuevo Papa y al que nos deja en breve.

Pope Benedict XVI in nazi camp in Brzezinka

Benedicto XVI fue un gran Papa,...

...yo me sentía muy cómodo con sus esfuerzos por la liturgia y por su docencia a través de las encíclicas que leí - recuerdo también la catequesis acerca de San Pablo-. Son innumerables las muestras de su talla de pastor para con la preservación del depósito de la Fe. La incertidumbre/desazón que tengo es acerca de como va a ser el próximo Papa.

¿Renuncia?

Leí la renuncia de Benedicto XVI y me parece que la hace en el pleno ejercicio de su libertad, no se si de fondo hay una enfermedad mayor o una presión insoportable, pero estoy convencido que es a conciencia y que requirió meses de meditación y oración. Ojo, no tengo méritos para arriesgar un comentario como este, pero lo hago porque tengo un blog ¡que tanto!

Lo que no quita es que a pesar de ello me parece que es una mala noticia, una noticia triste y que riego con abundante optimismo

Que no se hagan costumbre estas renuncias

Eso es algo sobre lo que estoy convencido. Espero que el próximo Papa no renuncie a su ministerio al igual que Benedicto XVI, esperemos otros 600 años para repetirlo. La Iglesia y el ministerio de Pedro son muy especiales a la hora de la muerte del Papa y la sola presencia de la muerte del Papa es un catecismo que necesitamos todos de alguna manera.

Que el  que viene sea tan ortodoxo y culto como Benedicto XVI

"¡Ven Espíritu Santo!...", la oración de hoy Miércoles de Ceniza y de esta Cuaresma que arranca es sobre todo para que el Papa que viene sea tan bueno como el que renuncia, la incertidumbre y la preocupación también van por ahí. Este es el sentimiento fuerte.

¡Qué oportunidad perdida!

Una de las tareas más importantes de Benedicto XVI fueron los intentos de volver a traer a Roma a los Lefebrianos, yo tenía puestas muchas esperanzas ahí como algo de lo cual la Iglesia iba a sacar mucho provecho. Espero que el nuevo Papa siga con esa tarea con la misma oportunidad y que el título exclamación de más arriba sea solo una sensación.

En fin, ideas dispersas y tiempo para pensar para adelante. No descarten cuestiones como las fechas que eligió el Papa para renunciar y también el tema del rayo sobre San Pedro, muy interesante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...