10 de abril de 2013

¿Purifica o no purifica?

Un tema con el #misal es que me ayuda mucho a seguir la misa, pero también me genera dudas punzantes. Pasa que tengo el ejercicio de leer las oraciones en voz baja del celebrante y en las mismas, así como en las Antífonas, hay mucho jugo. No están al azar.

Por ejemplo vean las oraciones antes de la Comunión:
Señor Jesucristo. Hijo del Dios vivo, que por voluntad del Padre cooperando el Espíritu Santo, por medio de tu muerte diste vida al mundo: concédeme que la recepción de tu santísimo Cuerpo y de tu Sangre, me purifique de mis pecados y me proteja contra todos los peligros. Dame la gracia de vivir cumpliendo tus mandamientos y que nunca me separe de ti.

Y su alternativa
Señor Jesucristo, la comunión que haré con tu Cuerpo, sin mérito de mi parte, no sea para mí un motivo de juicio y condenación. Concédeme, bondadoso, que sirva para defensa de mi alma y de mi cuerpo, y sea para mí un remedio salvador.
Huesca catedral misal de 1552 
Y la oración durante la purificación
Te pedimos por nuestra boca, que sepamos apreciar de corazón el alimento recibido por nuestra boca, y que este don temporal nos sirva de protección para la Vida eterna.
Genial, muy lindas las oraciones, que mejor suenan en latín. Pero surge nuevamente la duda punzante de arriba: ¿Tiene la Comunión un poder de perdón de los pecados fuera de la Confesión?

Leyendo con atención me dirían que en realidad se habla de "purificación, protección y remedio" no de Perdón en si, pero ese razonamiento ya lo hice y me sigue picando la duda.

Esta se incrementa, o toma nuevo impulso, con esta oración antes de la lectura del Evangelio:
Que las palabras de este Evangelio borren mis pecados.
Me falta digerir más todo este asunto, sirva este post de primer razonamiento.

PS: Bien ferlomu por la foto

4 comentarios:

  1. Las oraciones que citaste hablan de purificación y eso se refiere a la pena temporal. La culpa es la que se perdona en la Confesión.

    Por otro lado, los pecados veniales se "perdonan" con la comunión en vistas de la próxima confesión. Es algo parecido a lo que explica Santo Tomás cuando se preguntan si los que están en pecado ameritan por sus buenas obras.

    ResponderEliminar
  2. El acto penitencial, santiguarse, la lectura del evangelio y otros signos de la Misa perdonan los pecados veniales (no deliberados, pienso yo), pero he oído a más de alguno que se toma de ello para saltarse la confesión sacramental o adelanta la comunión estando aún en pecado mortal porque se irán a confesar "pronto". Inclusive un párroco de esta mi parroquia actual, lo proponía "car'e palo", como decimos en Chile. No suelo hacerlo, pero lo hablé con él y me dijo que se basaba en Reconcilatio et Poenitentia, pero yo creo que nada estaba más lejos de JPII que esa postura ya latamente definida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. http://hjg.com.ar/sumat/d/c79.html#a4

    ResponderEliminar
  4. La pureza es la palabra de este Evangelio, el acto de la lectura para borrar todos nuestros pecados me agrada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...