16 de junio de 2013

Leí entera la revista Empresa 209

Terminé de leer la revista Empresa número 209, cuando pienso en la dedicación que conlleva este esfuerzo me asombro a mi mismo.

En particular me interesaba este número por un morbo muy especial que les voy a contar cuando la veda que me impuse termine; una veda con sus 100 días de silencio acerca del nuevo papa.

Pasé entonces la editorial y el primer artículos decepcionantes, también el artículo del director de Criterio (tampoco me entusiasmó mucho) para dedicarme al artículo de Carlos María Galli que me pareció bueno.

Al artículo de Galli le cabe muy bien el sabor del afecto para el con Benedicto XVI, se lo ve cercano y mide mucho sus adjetivos -algo que siempre vamos a agradecer ¿No?-. Le faltaría la sal de saber que es lo que piensa realmente de la renuncia.

La renuncia de Benedicto XVI merece un trabajo de estudio profundo, yo tengo la esperanza de que en algún momento él mismo nos enseñe más, también el tiempo nos va a ayudar a entender.

Después salté a la nota de Stéfano Zamagni, El llamado a la responsabilidad civil del empresario.

¡Stéfano Zamagni! ¡Qué bueno que es! Se van ya a descubrir la Subsidiariedad Circular, el artículo de Zamagni vale el precio de la revista.
Después sigue un artículo interesante acerca de la filosofía política de Borges, muy bueno pero con sabor a poco, me parece que el tema da para un libro.
Saltaría después las demás notas, inclusive la de las 6C de las tecnologías sociales y pasaría a leer la breve reseña acerca del reconocimiento a Eduardo R Alsina que es un prohombre de la revista pero que se da el lujo de escribir e ilustrar sus obras para niños.

Disfruté esta revista, buen trabajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...