9 de julio de 2013

Le camp des Saints - Jean Raspail

Termine de leer un libro que me prestó CP, se llama "Le camps des saints". Es un libro muy loco, el autor revisándolo 40 años después de su primer edición lo llamo "brutal". El nombre de "Camp des Saints" viene a cuenta del Apocalipsis:


Cuando se terminen los mil años, será Satanás soltado de su prisión
8 y saldrá a seducir a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, y a reunirlos para la guerra, numerosos como la arena del mar.
9 Subieron por toda la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y de la Ciudad amada. Pero bajó fuego del cielo y los devoró.


La idea central del libro es que una flota con 1 millón de desposeídos del Ganges se embarca con destino a Francia. En el transcurso del viaje - que providencialmente resulta favorecido con una mar calma durante todo el trayecto- la sociedad toda se revuelca en sus eufemismos y trata de entender qué hacer con semejante problema.

Vemos como todas las clases sociales se enfrentan al problema y todas las decisiones que reclama. Están por un lado los políticos inmovilizados por el qué dirán, están los periodistas definitivamente volcados a acoger a la flota de la miseria. Están también los militares congelados por una realidad que no conocen, la policía desertando de sus responsabilidades y también una visión muy curiosa acerca de la iglesia.

En esta novela, la iglesia, con el Papa a la cabeza, ya vendió todos los tesoros del Vaticano y el avión blanco del Papa es sólo una herramienta de asistencia al desposeído que se ahoga en sus propios pre conceptos mundanos.

Así, por una coincidencia del destino el avión del Vaticano siempre es el primero en llegar a los lugares donde la miseria pide socorro. Lamentablemente en este caso la flota de la miseria no depara en la asistencia humanitaria de occidente, sino que tiene puesto sus ojos en la conquista.

Es un libro que se lee muy rápido y tiene lo peculiar de que la hipótesis es tan loca que en el fondo uno se ve tentado a darle algún asidero. Habla de realidades que en Francia están muy calientes y el libro fue prolijamente excluido en sus principios, pero no pudieron evitar una venta sostenida a través de los años, es un "longseller".

Inclusive el editor refleja en el prólogo que es posible que en el año 2013 este libro no pasase la censura por sus referencias casi explícitas al racismo. De todos modos no es un libro especialmente racista, yo diría más bien que es una gran pregunta en torno a la hipótesis de la historia con un par de condimentos geniales.

Me parece muy muy buena la lectura que hace de las reacciones de la prensa y de los medios en general, entiendo cuál es el planteo y es lo que a veces nos congela a la hora de tomar decisiones. El respeto humano.

Lo segundo que me llama mucho la atención, es la visión de la iglesia como una ONG tonta. Lo único de la Iglesia cuerpo de Cristo que queda al final - para este autor ateo- es una procesión de monjes decrépitos que llevan el Santísimo Sacramento y que mueren frente al desembarco invasor.

Me dejó pensando, muy divertido.


Ilustro con foto y nota al autor en L'Express, que tiene que hacer la entrevista y nota de rigor, pero que no entiende nada de nada.

9 comentarios:

  1. Es un libro muy recomendable.

    A mi modo de ver, el tema central es el derecho (o deber) de conservar una identidad cultural, en sentido amplio. Con todo lo que eso implica.

    Obviamente eso lleva a hablar de la identidad nacional...

    Leí una edición de fines de la década del 70. No olvides de traerlo en septiembre, quiero ver eso del "Big other"

    ResponderEliminar
  2. Más cerca de Berlusconi que del papa, diría yo - por no hablar de Cristo.

    ResponderEliminar
  3. No entendí eso de "más cerca de Berlusconi..."

    :-(?

    ResponderEliminar
  4. Yo si entendí. El autor hace el esfuerzo de imaginarse un Papa como lo quiere la prensa hoy y como avisó Bergoglio que no tiene que ser: una super ONG sin Fe. Una persona que está donde el Mundo quiere que esté y que liquidó las "riquezas" del Vaticano.
    De todos modos no es un Berlusconi, yo diría mejor un Al Gore (aunque ese anda medio desaparecido ahora), una máquina bien pensante que se mueve con el mundo.

    ResponderEliminar
  5. No, no me refería para nada a eso , más bien a esto
    http://www.clarin.com/mundo/partido-Berlusconi-ataco-Papa-inmigrantes_0_953904650.html

    El catolicismo tradi vive cultivando esa suficiencia (lo que "la prensa" o "el Mundo" quieren), y está demasiado dispuesto a creer que toda causa "moderna" (la apertura al inmigrante, la condena contra las xenofobias, el ecologismo) son paparruchas sentimentales, y que lo poco que esas aspiraciones tienen de rescatables "nosotros ya lo sabíamos de antes", y con más rigor. Y eso es lo que leo (quizás mal) en este post ("la sociedad toda se revuelca en sus eufemismos").

    ResponderEliminar
  6. No, no, en este caso es bien distinto.
    Lo que sostiene el autor es que más allá de revolcarse en sus eufemismos (eso es mío) no hay una visión real del problema.
    La hipótesis es tan loca que no se puede catalogar con la visión de "apertura al inmigrante", debería entenderse como una invasión.
    De ahí lo interesante.
    De todos modos, para tu tranquilidad la primer crítica -antes de lo de los eufemismos-, es que occidente no quiso nunca asumir su responsabilidad para con el tercer mundo.

    Me parece que mi post no hace honor al libro, habría que revisarlo.
    Otra cosa... ¡¡El artículo de algañaraz es terrible!!

    ResponderEliminar
  7. Pero ojo, en realidad tenes razon acerca de que Berlusconi lo debe haber leído...

    ResponderEliminar
  8. Hola hjg,

    Raspail, me parece, es ateo. Este libro no es progres contra tradis. Nada de eso.

    Hablé del derecho o deber a la propia cultura y eso, si pasa por el tema Iglesia, es más amplio.

    El libro fue escrito en 1972 y publicado en 1973. La discusión sobre inmigración prácticamente no existía.

    La novela es muy buena. Recomiendo leerla por el gusto de leer!

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Mi segunda frase quizo decir que el libro habla de la Iglesia pero no trata sobre ella.

    Están los periodistas, los políticos, el ejército, etc.

    Raspail es muy pesimista.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...