23 de agosto de 2013

100 días del Papa Francisco - Cuidado con la catequesis informal

En la lista original esta entrada estaba dirigida a entender la respuesta a ¿Qué leer acerca de las enseñanzas del Papa Francisco? Con lo días pasados fuimos entendiendo que hay que alejarse de la repetición machacona de "gestos" para enfocarse a aquello que está documentado; también empezamos a encontrar más material de estudio en blanco y negro.

La estrategia es dejar pasar el momento y buscar la fuente escrita.

¿Que ganamos con esta revisión metódica y posterior de los movimientos del Papa Francisco? En primer lugar nos ayuda a reconocer dos aspectos de sus sermones que son importantes: los gestos y su contexto y a no emitir juicio apresurado cuando lo vemos recibir a Pérsico, a Insaurralde o saludar a Tinelli. También nos protege del producto Francisco que nos quiere vender la prensa.



Nos obliga además a entender de que manera habla el Papa.

Digamos para empezar que es una manera totalmente nueva de hablar, hasta el punto que tenemos que revisar muy a fondo el concepto de Conversión o Evangelización. Lo que la Iglesia llamó durante siglos de esa manera se transforma ahora en cosas como "ser tocado" o "misionariedad", o mejor aún como "discipulado misionero".

Esto era algo que yo no había sufrido con los dos papas anteriores ni con algunos documentos de papas de otros siglos. Si bien se había eliminado el Nos y cada uno tenía su marca de estilo, el contexto de las enseñanzas fundamentales no tenía estos saltos tan marcados.

Descubrí especialmente esto en el resumen del Encuentro con el Comité de coordinación del Celam en el Centro de ... donde se descubre esto del discipulado misionero, donde aparece una declaración clara de lo que entiende por "restauracionista" y las "periferias existenciales" que antes se llamaban "evitar el clericalismo".

La recomendación entonces es hacerse experto en reconocer estos giros y revisar las fuentes de los textos. No tiene sentido leer el Encuentro de más arriba si no se lo hace de la mano del documento de Aparecida.

Alguien más versado nos dirá si en esto Francisco tiene que hacer una revisión en el futuro para evitar estos nuevos conceptos como configuraciones nuevas de ser cristiano, pero yo no voy a ser ese a pesar de que no me resulta cómodo.

Que para estar cómodo el único lugar que el cristiano tiene es frente al Sagrario y de rodillas.



Nota 1: El documento de Aparecida pasa a la lista de pendientes.
Nota 2: misionariedad y discipulado misionero no aparecen en el Catecismo. ¿Se viene una revisión?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...