7 de agosto de 2013

100 días del Papa Francisco - Lo importante de la visita del CLAR y "meter la pata"

A pesar del aluvión de noticias de estos días de JMJ, sigo avanzando en revisar los puntos de mi lista original que a esta altura ya está totalmente desvirtuada. Igual vamos a analizar esta noticia de la entrevista con el CLAR con dos puntos de vista diferentes y algunos matices.

Creo que vale la pena.

El primer punto de vista que vimos antes es el de la prudencia al hablar, no vi o leí aún las declaraciones en el viaje de vuelta a Roma desde la JMJ, pero parece que el Papa Francisco va a hacer su camino y definir con ello una manera de comunicar más ordenada.

Vean sino el trabajo excelente que pudo hacer @madelmo en cambiaelmundo, sin duda es un avance.

El segundo punto de vista es el contenido propio del mensaje, que los mismos participantes se encargaron de desmentir, pero que todos sabemos son ciertamente del Papa Francisco.
Es claro que sobre esta base no se pueden atribuir al Santo Padre, con seguridad, las expresiones singulares contenidas en el texto, sino solo su sentido general.
Veamos el texto original que encontré con cierta dificultad en periodistadigital.com

Llama la atención en los primeros párrafos la necesidad de dejarlo todo en manos de Dios, es sin duda alguna una conversación entre pares que habla del peso de la carga, al igual que con Benedicto XVI cuando hablaba del cansancio.

"El aborto es malo, pero es que eso está claro." dice después y pecando de presuntuoso me pregunto si no es igual de importante saber lo que está mal para luego ir a las causas. El Papa Francisco nos pide que con espíritu cristiano nos acerquemos al hermano que sufre las consecuencias del aborto sin preguntarnos tanto donde está el porqué de las cosas.

Me cuesta mucho pensar así. Tengo que aprender y enmendar.

Luego el texto salta a algo que es un palo para mi canasta: el párrafo acerca de los grupos restauracionistas marcados como de antes de 1940, de cosas que no van y que solo cuentan rosarios.

¡Es la bomba! ¡Pobres fulanos que mandaron los 3525 rosarios como regalo! Detrás de cada uno de esos 3525 hay ahora un corazón dolido (o restauracionista, cuando menos). Me supera la noticia y no puedo creer que como dice el Papa eso ya no es de hoy, no funciona más.

Tampoco se si es tan terrible ofrecer un ramillete espiritual, yo rezo poco y bien me vendría el ejercicio. Tomando la declaración de un modo trágico y algo absurdo me estaría vetada la utilidad de rezar por las intenciones del Santo Padre.

¿Soy el único que ve esto?

Creo que en Wanderer,  al pié de un artículo lapidario, en algún comentario de los parroquianos se mencionaba que los emisarios de los 3525 rosarios eran de una orden de religiosos de Argentina. Vaya Dios a saber, yo tengo muy metido lo de hermenéutica de la continuidad de Benedicto XVI y lo anterior a 1940 me resulta perimido en algunas cosas pero muy importante en otras.

Eso me pasa por ser conservador. ¿Seré yo también restauracionista? Lo bueno es que somos yo y mi conciencia, no somos un grupos. Es más fácil de arreglar.

Luego de hablar de los restauracionistas el Papa Francisco habló en contra de los gnósticos y de que los pobres son el Evangelio, también del lobby gay que el Padre Lombardi había desmentido unas semanas antes y de la reforma de la Curia. Luego de sus defectos de orden, de Aparecida y de las órdenes religiosas moribundas.

Como cierre quería marcarles dos cosas que son matices y que para mi resumen una manera de pensar del Papa que hay que tener muy en cuenta. Para mal y para bien, para la mayor Gloria de Dios. Se trata de las recomendaciones del principio cuando dice:
Se van a equivocar, van a meter la pata, ¡eso pasa! Quizá hasta les va a llegar una carta de la Congregación para la Doctrina (de la Fe) diciendo que dijeron tal o cual cosa... Pero no se preocupen. Expliquen lo que tengan que explicar, pero sigan adelante...
Esto es cuando menos peculiar, ¿debería hacer el papa una recomendación de este tipo? No estoy muy seguro. Yo miro a Roma para que me guíe en el camino a la santidad y si fuera un autor reconocido que recibe una Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe sería un golpe duro y un llamado a la conversión. Me da que las próximas cartas de la citada Congregación deberían arrancar  con una mención del tono: "¡¡Está bieeeeen, cualquiera puede equivocarse!!..."

También dice:
 Abran puertas, hagan algo ahí donde la vida clama. Prefiero una Iglesia que se equivoca por hacer algo que una que se enferma por quedarse encerrada ...
En esto le pediría al Papa que nos explique cuando la Iglesia se equivoca, ayudaría a entender sus palabras. Yo por las dudas me voy a leer su otro magisterio informal, el de la entrevista en el avión

.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...