6 de enero de 2014

100 días del Papa Francisco - Como hacer para rescatar el mensaje central de la catequesis del Papa Francisco. ¿Era más fácil hacerlo con Benedicto XVI?

Cuando pongo el título en “Como hacer para rescatar el mensaje central de la catequesis del Papa Francisco. ¿Era más fácil hacerlo con Benedicto XVI?” lo que importa es la pregunta del final. Recorridos los 10 meses de Bergoglio me parece que se puede concluir que entender si el concepto teológico del pensamiento del Papa está en ruptura con la tradición, es un tema que nunca voy a poder entender, me falta la materia prima.

De última lo que importa de Papa Francisco no es tanto explorar su coincidencia con los pastores anteriores, sino que (digamos con alguna liviandad) solo se puede hablar de entender como quiere revisar algunas cosas.
   

Lo notable es que no deja de ser un desafío intelectual, y contrastarlo con Benedicto XVI es una buena manera de emprender el camino.

Y puestos a trabajar de esta manera la pregunta del post es casi una pregunta retórica y para mi tiene un arista clave: Benedicto XVI hablaba con la voz de la Iglesia y se permitió solo dos conceptos nuevos. Esos dos conceptos nuevos son el “relativismo” al cual dedicó mucho tiempo, y la “hermenéutica de la continuidad” que es bien propio de su pontificado. No sé si ustedes recuerdan alguno más, yo creo ver esos dos.
- Bueno, pero ahí estás errando Javier-
- ¿Por qué?-
- Porque Francisco solo tiene un concepto como ese que mencionas, es la “misericordia” y en torno a eso está centrando su pontificado.-
Puede ser, en todo caso se nos pide que entendamos la actividad pastoral en ese contexto de misericordia, el estar “en salida”, la periferia, el discipulado misionero y muchas cuestiones más que son propias de Francisco y ahí la cosa cambia. Especulo que Benedicto XVI hubiese empleado palabras como caridad, evangelización, pobres, santidad, oración, contemplación, etc., ideas que la Iglesia viene trabajando desde hace 2000 años.

Al nivel del lenguaje y las ideas me resultaba más fácil entender a Benedicto XVI. Son mis limitaciones.

Pregunta respondida, creo.

Ojo, del último post de la serie de los 100 días del Papa Francisco me quedó pendiente responder a este comentario:
 ¿Tenés 30 lectores, en un blog en 2013?
Guau, grosso :-)
Igual, dudo que un blog pueda servir para eso. Lo de "solo se trata..." no me quedaba claro si lo decías vos o lo ponías en boca de otros (otros tradis? :-) ) Que están "dejando pasar el tiempo"... eso lo creo, pero en otro sentido, y hace unas décadas o siglos. Vivir de rentas.
Creo que el nudo de la cuestión (nuestra, digo; de los católicos de tendencias y/o formación tradi), que motiva esa "resistencia" y ese disgusto ante el magisterio "informal" es ... lo que vengo diciendo: el convencimiento de que ya tenemos las cosas claras, y que el papa debería tenerlas tanto como nosotros, y decirlas al mundo para que el mundo escuche.
Este convencimiento niega de plano otra posibilidad: que (en temas morales, sobre todo; puesto que por aquí pasan los problemas) la Iglesia "sepa" menos de lo que imaginamos, y que ella, y nosotros, tengamos que ir aprendiendo en esas materias, y que ese aprendizaje sea trabajoso, penoso, falible, y que en buena medida solidario con ese "mundo moderno" que sería más cómodo execrar (al modo del p. Saenz).
Decís, por ejemplo: "no estoy de acuerdo con la catequista que le canta las 40 al hijo de separados en nueva unión". Ahora bien, ese no-estar-de-acuerdo tuyo (digo yo, no sé), suponiendo que sea un estar-en-la-verdad (y no mera cuestión de modales), es algo que aprendiste (aprendimos) en estos años. Nuestros abuelos católicos (digamos) habría estado de acuerdo con la catequista; incluso te habrían reprochado que digas "separados en nueva unión" cuando deberías haber dicho (para "estar en la verdad", para no andar con eufemismos) "adúlteros" o "pecadores que viven en concubinato". ¿Debemos lamentarlo? ¿No te parece que, como parte de una sociedad, los católicos vamos aprendiendo -o intentando aprender- ciertas cosas? ¿Es sólo un cambio de lenguage? ¿Es un progreso, en algún sentido? Es sólo un ejemplo. Son preguntas que el tradicionalismo no gusta de hacerse, porque eso no alimenta ese sentimiento de autosuficiencia, de desdén por el mundo, que les es tan necesario.
Me va a llevar unos días más :-)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...