8 de diciembre de 2014

Papa Francisco, mi lectura del discurso para el Parlamento Europeo

Tenía pocas intenciones de seguir con este tema, pero visto que me permití introducir el corolario de la visita de Papa Franciscus al Parlamento Europeo, mínimamente tenía que dar una mano y leer el discurso para conocer que dice nuestro Papa a ese rejunte de paganos y sanguijuelas corporativistas de aeropuerto, que parlamentan en Strasburgo.

Me dirigí al discurso oficial, es de lectura fácil, pueden animarse.

Al principio hace una introducción bastante ordenada con un anáilsis de los Derechos Humanos y su vinculación con la Dignidad de la Persona. Esto es bueno porque vincula el discurso del Papa y la idea de Europa a la realidad de la DSIC. Es bueno, sobre todo para los que no creemos en los Derechos Humanos, los lleva a beber en la fuente del Decálogo.

Después hay un párrafo que dice esto:
Por otra parte, las peculiaridades de cada uno constituyen una auténtica riqueza en la medida en que se ponen al servicio de todos. Es preciso recordar siempre la arquitectura propia de la Unión Europea, construida sobre los principios de solidaridad y subsidiariedad, de modo que prevalezca la ayuda mutua y se pueda caminar, animados por la confianza recíproca.
Yo en eso no estoy muy de acuerdo, porque la subsidiariedad nunca estuvo en la raíz de esta Europa grande, todo lo contrario. Sino pregunten a los tamberos de Galicia, que solo pueden tener x animales y z litros de leche, porque si exceden pierden las subvenciones de Europa. El mercado común europeo como lo conocí es justamente la antítesis de la subsidiariedad.


El Papa habla después -a gran velocidad -  de muchos conceptos difíciles en torno a la democracia, la democracia real, la esperanza, etc., Menos mal que luego de eso vuelve rápido y enuncia algo que dentro del Parlamento Europeo debe haber sonado como una mala palabra:
La familia unida, fértil e indisoluble trae consigo los elementos fundamentales para dar esperanza al futuro
Horror!!

Debe haber habido varios eurodiputados (en particular aquellos que le regalaron la bufanda gay) que en ese momento enrogecieron, o pensaron por dentro de un modod totalmente opuesto.

Después salta a la ecología y combina la misma con la dignidad del hombre, bien jugado.Unas palabras para el trabajo, un párrafo para los inmigrantes y un cierre de la Europa que transmite la fe -con minúsculas- a todo el planeta.

Terminado.

Me dejó un sabor a poco, pero le reconozco que en pocos párrafos dejó bien claro el panorama para ese rejunte de burócratas. La única parte desconcertante es esa donde habla de democracia con argumentos difíciles, pero hala, está muy bien.

Conclusión: No estoy de acuerdo con Eric Zemmour, me parece que el discurso tiene "sal" y es adecuado para la ocasión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...