13 de enero de 2015

The Wire y un consejo

Creo que no les conté, pero en estos largos días de aeropuerto y soledad en Maringá pude ver completa la serie The Wire.

Al principio arranca mal, la necesidad inevitable de tener alguien LGBT en la detective Kima hace que uno tenga que adelantar escenas o hacer un esfuerzo mental para darle normalidad al asunto. Y lo hacen sin tapujos, no es como en Modern Family, donde la homosexualidad es latente pero parodiada y adulterada (dorada de normalidad?).

El comentario anterior parece calcado al de Juego de tronos. Una experiencia cervantina., pero la realidad es que después de este detalle, toda la serie es excelente, espectacular y maravillosa. Me animaría a recomendarla a Enrique para no sentirse tan decepcionado como lo fue con su experiencia cervantina.

The Wire no es como la mejor serie de televisión que nunca vimos, pero igual es realmente buena. Y los es en todos los niveles: me gustó el ascenso meteórico de Carcetti (Que se empeñan en llamar "carqueti") y como la trama te lleva a plantear si lo que hizo Colvin es correcto. Me gustó el trabajo en los puertos y el recorrido por la vida a amorosa  de McNulty, también su "caso" del asesino.

omar stencil 2

Tambien hay tiempo para seguir a los traficantes hasta el cansancio, aprendiendo las mañas y el negocio. Hay tiempo para analizar la escuela, la corrupción, los problemas de matrimonio y un sinfin de consecuencias de decisiones morales.

Las dos últimas temporadas enseñan además a entender la violencia con los casos de Michael, Boodie y otros que ven como su infancia desaparece trabajando para la droga.

Pero hagamos de esto algo útil, escribo esta nota para recomendarles ver esta serie en lugar de la hueca Game of Thrones (es una serie vacía, sin sustancia). También escribo esta nota para hacer escarmiento, porque me hice retar por mi mujer por enviciarme demás en el último capítulo sacrificando minutos con mis hijos en una fría mañana de Miramar.

Sirva esto como penitencia, vean The Wire pero no se pierdan en la pantalla.

PS1: Leí la nota original de The Sopranos y me parece que no hace honor a lo espectacular que es dicha seria, para mayores no me canso de recomendarla. Me acuerdo en particular de la relación de Carmela con el curita joven, genial y espectacular como Tony la corta de raíz.

PS2: El palabro "demás" lo dejo así, tiene sustancia... como "helás"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...