30 de enero de 2015

Tres dicas de Maringá

A la espera de pasarles más relato y detalle que voy a tratar de desenvolver el fin de semana con algo de teclado, me tomo unos minutos para inaugurar la etiqueta "maringanidad" y les paso solo tres cosas notables que detecté de estos primeros meses en Maringá.

La comida: la carne es buena, hay mucha comida étnica, tienen bastante peixe... pero la cocina no es buena. No se como describirlo de una manera correcta, me parece que viene por el lado de que hay mucha mezcla o de que las harinas no son buenas, realmente no se. Prometo investigar más este asunto y aprovechar toda oportunidad de comer unos cubos de mandioca fritos envueltos con bacon al ritmo de una caipiroska de limão.

El verdadero crisol de razas: En Argentina nos llenamos la boca con el crisol de razas, pero no somos nada. La mezcla real está en Brasil en todas sus formas, y a diiferencia de Argentina en Brasil el crisol no está frenado, sigue activo trayendo nuevas comunidades y culturas.

El feismo brasileiro: así como existe el feismo en Galicia en Brasil descubrí un feismo propio en el estilo de las janelas (ventanas). Algunos pueden atribuirlo a todo la arquitectura, pero en un capricho surgido de mi ignorancia, yo voy a enfocar en odio a las ventanas. Vean sino...



Mientras se entretienen con este bocadillo, voy a cambiar el encabezado del blog y contarles en un post largo como fueron estas dos primeras semanas en familia en Brasil.

Caóticas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...