26 de febrero de 2015

Tratado de cunicultura. Mi esfuerzo para entender lo del Papa y los conejos, mis sensaciones y conjeturas

Entramos? Se animan? Voy a ser duro, si no se animan pueden ir al final de la nota donde dejo mi reflexión.

Vengo repasando las palabras del Papa en la entrevista de vuelta de Filipinas porque son una referencia exacta a lo que somos como familia. Somos conejos y como tales nos vemos interpelados por Su Santidad.
Voy a intentar hacer mi propio camino.

Primero vayamos a las palabras textuales del Santo Padre en el avión. Ya se que las leyeron mil veces, pero hay tanto exegeta tergiversando cosas por ahí que prefiero pegar el texto yo mismo y no obligarlos a buscarlo en un enlace.

La pregunta, hecha por un periodista del grupo alemán, fue la siguiente: 
“Usted ha hablado de muchos niños en las Filipinas, de su alegría, que hay muchos. Según los sondeos, la mayoría de la población filipina cree que el aumento de los filipinos es una de las razones más importantes de la gran pobreza en el país. En promedio, una mujer filipina da a luz tres niños en su vida, y la posición católica en relación a la contracepción parece ser unas de las cuestiones por el que mucha gente en Filipinas no está de acuerdo con la Iglesia, ¿qué piensa sobre esto?”
La respuesta del Papa vino así:
“Pienso que el número de tres (niños) por familia que has mencionado es el que los expertos dicen que es importante para mantener la población. Tres por pareja. Cuando esto disminuye, ocurre el otro extremo, como está sucediendo en Italia. He escuchado, no sé si es verdad, que en el 2024 no habrá dinero para pagar las a los jubilados (debido a) la caída de la población.
 Por tanto, la palabra clave, para darle una respuesta, y una que la Iglesia siempre usa todo el tiempo, y yo también, es la paternidad responsable. ¿Cómo se hace esto? Con el diálogo. Cada persona, con su pastor, busca cómo realizar esta paternidad responsable. El ejemplo que mencioné hace poco antes sobre la mujer que está esperando su octavo (hijo) y ya tenía siete que han nacido por cesárea. Esto es una irresponsabilidad. (Esa mujer puede decir) ‘no, yo confío en Dios’, pero Dios te da métodos para ser responsable. Algunos creen que, disculpen la palabra, eh, que para ser buenos católicos tenemos que ser como conejos. No. Paternidad responsable. Esto es claro y por esto en la Iglesia hay grupos matrimoniales, hay expertos en esta materia, hay pastores, uno puede buscar y sé que hay muchas, muchas maneras que son lícitas y que han ayudado. Has hecho bien en preguntármelo. Y otra cosa en relación con esto es que para la gente más pobre, un niño es un tesoro. Es verdad que debes ser prudente aquí también, pero para ellos un niño es un tesoro. (Alguien diría) ‘Dios sabe cómo ayudarme’ y tal vez alguno de ellos no son prudentes, esto es cierto. Paternidad responsable, pero vamos también a mirar la generosidad del padre y la madre que ven un tesoro en cada niño”.
Hago dos observaciones antes de seguir con la larga cola de repercusiones y mi conclusión final.
  1. La primera observación es el tono coloquial que adquiere después de “Algunos creen…”. No cuesta imaginar que en ese momento el Papa recordó los dolores de cabeza que le generaron en Argentina tantos tradis obcecados, criticones, intransigentes y….de familia numerosa. Es una observación que hago yo y que me parece más importante que todo lo demás que se habló.
    Yo sé que esta primera observación es injusta y requiere rebajar todos los argumentos a una psicologizacion del personaje, es una pena. Por otra parte podemos considerar que en la cabeza de muchos la asociación de familia numerosa con recursos, no está especialmente en contacto con la “periferia”. Un argumento más para fundamentar el preconcepto de arriba.
  2. Segunda observación: hay una influencia grande asociada al viaje que estaba terminando Franciscus en ese momento, una influencia que el periodista aplica a la realidad de Filipinas. Olvidar esto hace que uno entienda mal las palabras del Papa.


En los días siguientes la tormenta estaba servida, la frase de los conejos fue desafortunada porque iba a ser malinterpretada y es determinante para los años a venir. Igual de tergiversados como fueron el discurso de Ratisbona o el comentario de los preservativos de Benedicto XVI, con la diferencia que en el caso de Benedicto las palabras son mucho más precisas y tajantes, no dejan abiertas tantas rendijas por donde colar una idea propia.

Parece que su Santidad reaccionó rápido y decepcionado, con múltiples intervenciones en torno a la familia. Yo voy a rescatar una que tienen enjundia porque es la primera, es el comentario siguiente a “Pienso que el número de tres (niños) por familia…” que algunos marcaron como piedra de toque en las ideas del Papa. Como si el Papa apoyar a las teorías maltusianas.

Haciendo una lectura repetida del texto de transcripción de la entrevista queda claro que no, que el Papa solo presenta la conjetura. Sin embargo días después aclara oscureciendo que no quiso restringir la visión a solo tres hijos, con lo cual la cantidad de hijos pasa a ser algo más importante que la mecánica de la voluntad de Dios en el diálogo con los esposos.

De ahora en más –pienso yo- todo aquel que tenga más de tres hijos debería cuidarse de su párroco, o traer un informe de crecimiento poblacional al confesionario.

En fin.

La pregunta luego es conocer las consecuencias de la entrevista. Yo tengo tendencia a pensar que con esa estocada el apoyo de la Iglesia para las familias numerosas deja de existir, se ven avaladas todas las tesis de sacerdotes anticonceptivos que hoy como pastores asesoran a sus feligreses para tejer la maraña de la “paternidad responsable”.

Una Paternidad Responsable que para algunos solo tiene sentido cuando la conversación llega a “no vas a poder pagarle la facultad”, pero que para mí consorte y para mí es garantizar la salvación del alma de mis hijos (muy lejos de saber si una octava cesárea es una irresponsabilidad).

Y así debería hablar la Iglesia.
Pope Francis. 2013 by Stephen B Whatley
A esta altura, aquellos de ustedes que soportaron esta diatriba pensaran que estoy exagerando. Yo mismo leyendo esto me considero un poco excesivo y tengo que reconocer que las contramedidas del Papa en estos días surtieron efecto. Pero los invito igual a estar atentos porque considero que detrás de todo esto hay consecuencias difíciles de medir, que solo están en las conciencias y que vamos a tardar mucho tiempo en entender.

Reflexión final… No me gustó nada el comentario del Papa a primera lectura y me vi caricaturizado. Entiendo que no modifica la enseñanza de la Iglesia y que tenemos que entender el contexto de la entrevista, pero recuerden cual fue una de las primeras entradas de este blog allá en 2004.

Qué le diría al Papa ahora si lo encontrara tomando un café en la confitería Marcos de Maringá? Le diría más o menos así:

Papa Francisco, entiendo el ámbito y el tono de sus palabras, entiendo las aclaraciones de los días siguientes, pero me sigue doliendo su referencia. Usted puso en su boca la broma socarrona que el Mundo utiliza para hacerme dudar de mi vocación de padre (esa y la de la televisión). No lo hago por la Iglesia, lo hago por mi consciencia y porque quiero a mis hijos –me salen tan bien!- , es mi vocación. Pero la Iglesia es madre y hasta ahora era una de las pocas que me acompañaba en esta tarea difícil, ahora el daño está hecho y solo Dios sabe las consecuencias de sus palabras.


PS1: "psicologización" no existe como palabra, pero la vamos a dejar pasar porque la usa en francés Eric Zemmour para defenderse. Viene al caso.
PS2: Obra de Stephen B. Whatley

6 comentarios:

  1. Ayyy Xav .....
    Gracias por la reflexión. Me siento muy identificado con lo que escribiste, pero ... tengo un sabor amargo en la boca (o en el corazón, qué se yo).
    Mi caso es distinto. Años sin poder tener hijos, y cuando vino .... ya te imaginarás. Y por eso tengo una visión un poco heterodoxa sobre este tema de las familias numerosas.
    En fin, te leo y cada vez que lo hago me pregunto porqué cuernos todavía no pude ir a tomar un café con vos.
    Fuerte abrazo
    Muret

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que los dos somos medio vagos, y además solo tomo mate.
      De todos modos espero hacer un tiempo en el proximo viaje a Buenos Aires.

      Eliminar
  2. Para dar mi comentario respecto a este post tengo que poner varias cosas en contexto.

    Primero nada, especto del que escribe el post. Ya que se define a el mismo (ver perfil de twitter) como "Padre de cinco, marido de una, hermano de 13, primo de 70, católico, informático y blogge". O sea, que el que habla es alguien que ve en la CANTIDAD de hijos un tema central. ¿Pondría XavierMP en su perfil de twitter "Padre de dos, marido de una, hermano de 2, primo de 4, católico, informático y blogger"? Seguramente no. Y eso hace inferir para quien lee esto, que la CANTIDAD de hijos es un tema central en quien esto escribe. Casi casi como si allí estuviera una de las cuestiones que Dios analiza al momento de juzgar nuestras almas.

    Siguiente punto: El Papa le pifia, no por el concepto, sino por la forma. Que para ser buen cristiano no hay que tener hijos por doquier, PUES CLARO! Eso todos lo sabemos (¿lo sabra XavMP?). No es necesario tener 8 hijos para ser buen cristiano. Y no es un un punto a analizar por parte de Dios la cantidad de hijos. Porque, como bien dice la HV, es decision de cada pareja analizar sus posibilidades al momento de elegir cuantos hijos tener. Por lo tanto tal vez un matrimonio con 2 hijos haya sido mas generoso en el don de la vida que otro con 6. Es un tema muy subjetivo. Como la parabola de la viejita y las monedas de plata, ¿recuerdan?

    Pero el Papa le pifia en la forma. Porque al hablar de "tener hijos como conejos" sí esta descalificando al que, desde su deseo, compromiso, responsabilidad y convencimiento ha decidido y optado por tener 4,7, 9 hijos.

    Por ultimo, me quiero detener en este parrafo del post: "Una Paternidad Responsable que para algunos solo tiene sentido cuando la conversación llega a “no vas a poder pagarle la facultad”, pero que para mí consorte y para mí es garantizar la salvación del alma de mis hijos".

    Este parrafo de XavMP presenta a la paternidad responsable (que existe como concepto en la HV y no es una maraña) como un Blanco o Negro. Digo: Quien tiene solo un hijo, o 2 o 3 ¿quiere decir que no se preocupa por la salvacion de sus hijos?

    Y agrego. La paternidad responsable no es la pavada de "no puedo pagar la facultad". La paternidad responsable debe tener en cuenla la cuestion economica pero tambien muchos otros aspectos: ¿Pasare tiempo de calidad con mis hijos? ¿Ayudare a mi esposa en los quehaceres domesticos? ¿Estoy preparado psicologicamente para enfrentar los momentos turbulentos que la dedicacion a los hijos requiere? ¿Tendremos tiempo y dedicacion para alimentar el vinculo matrimonial y de pareja por encima de las necesidades de los crios? Pensar esto con detenimiento es lo que nos hace pensar en una paternidad responsable seria.

    Finalmente, digo: Esta perfecto que muchas familias numerosas tengan muchos hijos, los cuiden, eduquen cristiamente y los hagan crecer como personas. Y que los amen, obviamente. Pero (y en esto sí estoy con Francisco) NO es la uica manera de formar una familia cristiana. Y aquellos que tienen familias numerosas y miran con "lastima", "desprecio" o "suficiencia" a quienes han tenido 2 o 3 hijos "solamente", se estarían comportando como el fariseo ante el publicano. Y a ellos, tal vez, les haya venido bien esta "bofetada" del Papa.

    Saludos cordiales,
    El Justiciero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Justiciero

      Lo de " la CANTIDAD de hijos un tema central" no lo aplicaría así, sin duda estoy rodeado de una familia muy grande y eso me constituye como lo que soy, es una carta de presentación y motivo de charla en toda tertulia, pero no lo tomaría como una obsesión, o justificación.

      Totalmente de acuerdo con el "siguiente punto"

      "¿quiere decir que no se preocupa por la salvacion de sus hijos?" no, no quiere decir eso, voy por otro lado, tal vez mucho más complicado que un blanco o negro. por eso los párrafos siguientes me parecen super correctos, incluida su conclusión.

      Mi post tenía como objeto elucubrar en torno a las sensaciones y las consecuencias de una forma de expresarse, forma de expresarse que comunmente esgrimen aquellos que nos quieren hacer volver a la razón.

      Sostengo también que es post tiene condimentos de subjetividad y que además calculo que este affaire va a traer cola para el futuro. Eso si es interesante.

      Eliminar
  3. https://www.infinitomasuno.org/?p=1869

    Puedo tener muchos hijos y no por eso tengo garantizado ser un verdadero cristiano. Ni siquiera tengo garantía de ser verdadero peregrino por caminar hacia Santiago de Compostela. Puedo ser sólo un turista.

    El Papa siempre llama a la conversión pese a quién le pese. No me garantiza ser cristiano ni mis ideas ni siquiera mi ortodoxia doctrinal. Quién se tambalea con sus palabras es por que no está en lo esencial. Se queda en doctrinas de hombres. El Evangelio va mucho mas allá ¿ No es cierto ? Si nos picamos es por que en algo ha acertado con nuestros "sólidos fundamentos". Nuestra fe no se basa en ideas fijas sino en certezas que se confirman día a día en la escucha por la oración personal y comunitaria.
    El Papa Francisco: Un franciscano me avisó que vendrían críticos y serían ultra-ortodoxos de dentro. Yo cada vez que lo escucho me lleno de gozo. Me confirma en la fe. Si no fuese así me preocuparía. Sería señal de que me ha apartado del Vicario de Cristo.
    Lejos de mí discutir con este pobre discursito. Mi discurso si que es pobre, por eso me siento incapaz de ser crítico con él. Reconozco que siempre necesité certezas teóricas pero ahora que he perdido tantas me encanta tener a Francisco. Cuando nos falte Dios proveerá otro, pero hoy contamos con él. Rezo todos los dias por él. Rezad por mí también. 

    ResponderEliminar
  4. https://www.infinitomasuno.org/?p=1869

    Puedo tener muchos hijos y no por eso tengo garantizado ser un verdadero cristiano. Ni siquiera tengo garantía de ser verdadero peregrino por caminar hacia Santiago de Compostela. Puedo ser sólo un turista.

    El Papa siempre llama a la conversión pese a quién le pese. No me garantiza ser cristiano ni mis ideas ni siquiera mi ortodoxia doctrinal. Quién se tambalea con sus palabras es por que no está en lo esencial. Se queda en doctrinas de hombres. El Evangelio va mucho mas allá ¿ No es cierto ? Si nos picamos es por que en algo ha acertado con nuestros "sólidos fundamentos". Nuestra fe no se basa en ideas fijas sino en certezas que se confirman día a día en la escucha por la oración personal y comunitaria.
    El Papa Francisco: Un franciscano me avisó que vendrían críticos y serían ultra-ortodoxos de dentro. Yo cada vez que lo escucho me lleno de gozo. Me confirma en la fe. Si no fuese así me preocuparía. Sería señal de que me ha apartado del Vicario de Cristo.
    Lejos de mí discutir con este pobre discursito. Mi discurso si que es pobre, por eso me siento incapaz de ser crítico con él. Reconozco que siempre necesité certezas teóricas pero ahora que he perdido tantas me encanta tener a Francisco. Cuando nos falte Dios proveerá otro, pero hoy contamos con él. Rezo todos los dias por él. Rezad por mí también. 

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...