19 de mayo de 2015

Decepcionante Brasil y los viri probati

Una de las cosas buenas de este nuevo país es que las misas siempre están lotadas de gente. El pueblo fiel se acerca unánime y expresa su fe de un modo variopinto: con extrema sencillez en el saludo de la paz y con aplausos estridentes después de la lectura del Evangelio.



Así fue que un día concurrí a esta pantomima:
Resulta que tuvimos misa en horario acordado y a sala llena, con un seguimiento aceptable del misal y con el celebrante y sus ornamentos como corresponde, hasta con una homilia mejorale, una tipica homilia de cura de pueblo.

Todo como Dios manda, salvo que sin Consagración.

Sin Consagración ?! que es eso?!

Resulta que parece que es una costumbre local, los sacerdotes de esta extensa arquidiocesis son pocos y cada párroco es asistido por unos diáconos con superpoderes. Me costó encontrar el desproposito y solo lo pude aclarar con el tiempo y con la ayuda de mis vecinos de enfrente que me iluminaron al respecto.

Son estos los Viri Probati que nos quieren vender?, si es así pediría que aclaren para el irredento pueblo fiel que no se trata de una misa y que para cumplir el precepto tienen que hacer 3 km más hasta la Catedral, donde las misas si son eso: misas.

Aunque parece que quieren ordenarlos... o no, no se, todo un lío.

Porque mi memoria recuerda que lo de un diácono oficiando una Celebración de la Palabra con distribución de la Eucaristía puede hacerse ante fuerza mayor, No? Cuando una comunidad no tiene acceso a un sacerdote.

Ipso facto me fuí a la web del Seminario de Maringá para ver cuantos seminaristas hay, lamentablemente ahora no anda, pero en una visita anterior creo haber contado unos 25. Un buen semillero, esperemos que sean el antídoto contra estas prácticas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...