9 de junio de 2015

Puentes y no muros I

Pensaba ayer en este tuit que leí perdido sin leer el enlace:
Es el tipo de expresiones que después hacen que haya alguien que me escriba cosas como:
Quien no entendió el mensaje del Papa Francisco de salir a evangelizar las realidades mundanas, participando de ellas y sus eventos, dialogando con su cultura, encontrándose con el otro distinto a mi espacio de comodidad espiritual e ideológica, aún no pudo comprender nada de la Nueva Evangelización que está en marcha en todo el mundo…
Y -fervientemente- quiero acompañar a la Nueva Evangelización, pero cada vez que rozo el teclado me cae encima un anatema de aquellos que dicen saber entender al Papa Francisco.

Entonces tomé lo de "puentes y no muros" para entender como haría yo para tender un puente a realidades lejanas que no entiendo; realidades donde me cuesta mucho razonar con el otro y donde soy llamado a la caridad, no a la sentencia dogmática.

Descontando de movida que generar un muro es un acto de cobardía y de que construir un puente no puede ser a costa de la salvación del alma.

Repito, armar muros en torno a tu zona de confianza intelectual es de fariseo y siempre hay que tener la "tensión" hacia el otro. Lo hace Jesus a lo largo de todos los evangelios.

Pero volvamos a las realidades difficiles...

Protest the PopeSe me ocurre el ejemplo aborto, pero en torno al aborto está todo muy caldeado y a los que vemos ahí un asesinato nos cuesta mucho entender "aboorto para no morir", con lo cual no da para discutir. Vayamos a algo más simple como las marchas del orgullo gay.

Partiendo de que no hay nada malo en ser gay y de que las marchas del orgullo suelen ser un lugar donde los insultos a todo lo que es Iglesia son moneda corriente. Me parece -voy a conjeturar con ustedes - que es el lugar ideal para construir puentes y no muros. Aunque la expresión de puentes y muros original del Papa se adapta más a un pais que sale de la guerra y que tiene su primera generación de tiempos de paz como auditorio.

Entonces, ¿Como hacemos para tender el puente? Lo primero que hago es rezar por esas almas, pero me parece que el Papa pide más. Recuerdo la lectura de Evangelium Gaudium donde nos llama a "tocar" -alegóricamente- la realidad del otro.

¿Cómo harían ustedes en este caso? ¿Cómo "tocar" la marcha del orgullo gay?

5 comentarios:

  1. Si. Puse un comentario en Facebook.

    ResponderEliminar
  2. No estoy seguro de dónde estás parado o adónde estás apuntando (y soy tan viejo que añoro los tiempos pre-Facebook cuando las discusiones en Internet estaban abiertas para todos -con solo tener acceso a Internet- y podías encontrarlas por los buscadores, y leerlas sin tener cuenta en FB... pero bueno) Digo yo: ¿no estás apuntando demasiado lejos? ¿tiene sentido -en tu situación- intentar "tocar" algo tan extremista/marginal como el militante de la marcha del orgullo gay de la foto? Sos conciente de que esos NO son representativos de la esencia de nada (no más que CAponetto lo es del católico), y que es aproximadamente tan justo decir "los militantes gays odian el catolicismo" como decir "los católicos odian a los gay"?

    ¿No te resulta más lógico o útil intentar esos puentes con el "hecho gay", simplemente, en sus lados más normales -y, para empezar, más cercanos?

    Mira: "no hay nada malo en ser gay" decís; pero eso es ya una afirmación que los católicos del palo no están siempre dispuestos a tragar (hace no mucho, al menos, era común entre los católicos -yo mismo- distinguir entre "homosexual"=mera orientación=moralmente neutral y "gay"=estilo de vida=moralmente culpable) - ahora aceptamos la palabra. Y mirá vos, esto quizás ya sea "tender puentes". ¿Qué más? A ver...

    ¿Conocemos personas gays - católicos y no? ¿Nos genera simpatía y compasión la historia de sus sufrimientos, nos interesa conocer esa historia? ¿Aceptaremos que nos obligue a replantearnos algunas posiciones, nos resignamermos a retractaciones, mea culpas? ¿Aceptaremos que nuestro edificio doctrinal moral tenga algunos cimientos -o al menos andamios- malos? ¿Podemos mirar de frente la posibilidad de que la "tradición doctrina sexual de la iglesia" haya tenido en este aspecto -al menso en los últimos siglos- un bache importante, y que esto haya ocasionado muchísimo sufrimiento espiritual -incluyendo pérdidas de fe y suicidios- en cristianos de buena voluntad? ¿Nos genera incomodidad-consternación que un amigo se revele como gay, y se nos aparezca a comer con su pareja? ¿Nos da terror la posibilidad de que un hijo nos salga gay -o transexual? ¿Qué reacción nos inspiran las historias de esos padres -o abuelos!- que al descubrir algo así cambiaron en sus convicciones?

    (Conste, por las dudas, que esto te lo digo tanto a vos como a mí - yo también conozco poco, y tiendo más a los muros protectores)

    Algunos pocos links que conozco:
    http://mudbloodcatholic.blogspot.com/
    http://www.patheos.com/blogs/evetushnet/resources-on-god-and-homosexuality
    http://www.owningourfaith.com/welcome/#story
    https://www.youtube.com/watch?v=caxb2h882jo (pulsar CC para subtítulos en español)
    (quisiera encontrar en español, pero no conozco - y esto es probablemente otro signo)

    ResponderEliminar
  3. Excelente, superior, esta respuesta de Hernan.
    La unica forma de "tocar" es conocer. Y conocer no es conocer de libros, sino conocer de corazon a corazon.

    Un ex Don Jaime.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y como hacemos para conocer de corazón a corazón una marcha del orgullo gay?, me parece que no es tema de relaciones personales el asunto de puentes y muros...

      Eliminar
  4. Es que te lo estas planteando en el extremo, tal como una defensa personal para evitar el contacto. No es necesrio ir a la marcha y plantarte ahi a "conocer". No, es mas simple. Es primero estar abierto a la experiencia homosexual. No digo que la aceptes. Estar abierto, a un otro, que vive y siente las cosas de diferente modo. No juzgarlo. No anteponer por sobre su persona lo que para vos es su pecado.

    Y tal vez, quien dice, abrirte a la posibilidad de conocer a alguien con esa tendencia. Vas a descubrir que el excentricismo de esa marcha es marketing.

    No te plantees el encuentro, los puentes, con lo mas extremo de esa experiencia. Sino nunca te vas a animar a construir ese puente.

    Un ex Don Jaime.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...