13 de mayo de 2016

En misa, una mano en la cabeza...

Hace ya varios domingos atrás, mientras Padre Raúl nos pedía estar en presencia del Espíritu Santo en nuestra vida yo me distraje unos minutos en Mateo.

Mateo es una historia de corazones como solo el horno de la santidad puede parir. Mateo tiene tres años y es síndrome de Down, pero eso no es todo. Mateo nació en una familia con muchos recursos pero fue rechazado y ofrecido en donación. CyS tuvieron un camino interior regado de oración y decidieron adoptar, Mateo desde entonces es un testimonio de caridad y una alegría para muchos. Para mi es referencia de ideal de familia y llamado de atención constante a la admiración.

Mateo canta en misa y se mantiene bastante activo, como lo hace cualquier chico de esa edad. En un momento se acercó a una familia (tres hijos, ¿clase media baja?, ¿empleado rural?) y el padre tuvo un gesto que en ese momento pude identificar claramente. Mateo generalmente mueve a ternura, pero el padre de esa familia lo manifestó mediante una mano sobre la cabeza, con ademán de acomodarle el flequillo, casi sin mirarlo.

Es como un gesto, mitad suave, mitad firme; mitad caritativo, mitad protector.

Y no es porque Mateo sea lo que es, o lo que representa, creo que no. Me parece que el gesto fue más propio de ese hombre y lo tiene para con cualquier niño, en expresión de “soy padre y conozco la fragilidad, con este gesto quiero que te sientas seguro, libre y a salvo…”. Se ve que el asunto me impactó de alguna manera porque, me hace escribir esto y me hizo pensar en los gestos que yo mismo tengo para con mis retoños, claves secretas de diálogo que no tiene palabras (“ustedes los franceses, son tan fríos!”, diría alguien que conozco).

Con Santi es cuando viene y te abraza, Luni es el saludo y el apreciar su arte, con Agustín es eso de revolotear en la cama y el juego de la persecución que tanto lo alborota, con Tomás son miradas y complicidad; con Inés no hay nada por culpa de esa estúpida adolescencia, aunque a veces nos encontramos en los desafíos de la inteligencia (los idiomas y los acertijos).

Laus deo

De paso, ya que soportaron hasta acá, les traigo el recuerdo de una vieja entrada del blog, aquella tan buena en sus comentarios acerca de la salvación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...