16 de mayo de 2016

Escuchando radio, Macri, el Papa y etc.

Aviso para desprevenidos: post político de Argentina, poco valor fuera de los hechos hodiernos.

Resulta que el 12/5 cacé al aire una emisión nocturna del programa de Fernandez Diaz o Leuco, no estoy seguro. Hay en Sunchales una repetidora de Radio Mitre y escucho Mitre porque la sintonía 88.9 de la repetidora interfiere con el sistema de fm local de los reproductores de DVD del auto; además me transmite los partidos del Más Grande hasta que tenga una internet decente.

Cuestión que el tema era el Papa político, o Francisco actor político de Argentina. Resultó súper interesante por distintos motivos, que espero poder contarles en párrafos fuera de contexto, aislados y sin referencias palpables. Que para eso tengo un blog.

Los periodistas tiraban algunas ideas al éter, una de ellas era la consabida de que Elisa Carrió es el arriete político del partido gobernante para hablar públicamente en contra del Papa Francisco. Considero que el diagnóstico inicial es el correcto, aunque los periodistas fallaban al extrañarse de esta reacción de alguien considerado por los mass media como “católico practicante” de misa diaria. Para mi es totalmente natural, el católico tiene una larga y generosa historia de no estar de acuerdo con actitudes políticas de sus pastores, el párrafo siguiente es una clara acepción de esa regla y soy de la idea de que todos deberíamos cultivarla; yo lo aprendí de cuando los recalcitrantes de siempre gritaban al cielo por el discurso de Ratisbona de Benedicto XVI:
"Lo quiero, pero que no se meta en la Argentina. Fue elegido Papa y jefe espiritual, no dirigente de una unidad básica. Él es un líder espiritual al que quiero muchísimo. al que conozco muchísimo, al que le gusta el poder como a nadie. Que lo ejerza en el Vaticano. Y si lo que quería era que Scioli sea presidente porque lo podía pastorear, que sepa que a Cambiemos no lo pastorea el Papa. Ni el Papa ni nadie, porque esta es una elección popular"
www.notilagos.com.ar

Habría que discutir con Elisa Carrió su categoría de “jefe espiritual” atribuida al Papa, y la legitimación de la elección popular como una figura de la realidad. Sería una charla interesante, vamos a tomar la cita sin escarbar demasiado.

Acto seguido mencionaban los pregones la necesidad de Macri acordar agenda común y alianza con el Papa, como una manera de resolver parte de los problemas actuales. Describían al Papa como una persona sedienta de poder, que busca armar una nueva visión política para el mundo desde un ideal peronista y argentino (citaron al resucitado Padre Marcó en ese momento). Un personaje político que ningún argentino puede soslayar y que se está moviendo activamente con la Conferencia Episcopal (en particular con Monseñor Losano, de agenda propia fuera de la CE) para armar un frente conjunto de todos los movimientos sociales para y contra kirchneristas.

Cuando le comentaba esto a B se ponía realmente mal, pero entiendo que estas verdades dolorosas son parte de la vida de la Iglesia y nos ayudan a entender las noticias. Nos ayudan también a poner en contexto el regalo del rosario a Milagro Sala o la visita de Hebe de Bonafini, gestos políticos inentendibles fuera de una visión global del personaje. ¿Eclesiales? ¿Propios de la salvación de las almas? No lo sé, pero reales y presentes ante nuestra vista.

Asombroso es percibir día a día como estos gestos del Papa Francisco siembran desconcierto en tantos que fueron arrollados hace tres años por el “efecto Francisco” y hoy no saben cómo interpretarlo, también es de caricatura la reacción de acérrimos votantes del PRO que creían en la alineación de planetas y ahora perciben que no alcanza con poner fotos contra los K en Facebook. Están enojados con Francisco.

En Radio Mitre también mencionaban – trataban de entender, mejor dicho- cuál es el corpus ideológico político del Papa. Lo hacían basados en dos conceptos de fácil entendimiento para la radioplatea, que por fáciles no son necesariamente acertados, diría lo contrario. El primero fue rebajar todo el tema a una cuestión de proselitismo, o de captar adeptos como dijeron, expresión de una sed insaciable de la Iglesia por tener fieles y que está contrapuesta al gen PRO de clase media porteña agnóstica y de espiritualidad New Age diluida.

El segundo concepto era el de que en el fondo el Papa es alguien conservador y de derecha. En este punto el periodista intentó con toda la fuerza calzar el argumento a fuerza de adjetivos, yo miré la radio perplejo y la idea no terminó de llegar. Aparentemente el argumento era que el Papa (no la Iglesia), no soportaría una nueva sociedad donde las realidades de avances sociales que representa esa clase media evolucionada de más arriba (nuevas familias, aborto, espiritualidad a la Infobae, etc.), que lo que el Papa busca en realidad es “conservar” y volver a la raíz misma del peronismo corporativista que supuestamente fraguó el triunfo del catolicismo argentino hace 50 años.

Creo que 10 minutos en una parroquia Francisquista de Buenos Aires alcanzan para desarmar esa idea, a la cual no daría mucho crédito. Me limito a transcribirla. Tengo que leerlo, pero uno de los fundamentos de todo el embrollo era este artículo http://www.revistacriterio.com.ar/bloginst_new/2016/04/01/un-papa-populista-2/ .

En fin, lo de siempre, una visión huérfana de dimensión espiritual y un esfuerzo por entender el fenómeno Francisco. No por ello menos interesante. ¿Dios, el pecado, la Salvación, la Iglesia Cuerpo de Cristo, los sacramentos, la Gracia, la visión sacramental de la realidad, DSIC?...

No gracias, para otro día.

1 comentario:

  1. "espiritualidad a la Infobae" con esta acertada descripción, la rompiste ;)
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...