24 de junio de 2016

#AmorisLaetitia - ¿Me acompañan?

Empecé a leer la exhortación del lío y del sínodo. Recorro sus párrafos en busca de conocer el aporte y para meterme de lleno en el asunto de la comunión a divorciados. Me mueve lo del comentario de AGM, que el domingo siguiente a la publicación, fue a misa y el sacerdote invitó a todos los divorciados a comulgar “porque el Papa ya lo autorizó”.

También me llama una idea rara que tengo: tratar de definir si en AL el Papa quiso principalmente transmitir el tohubohu del Sínodo y darle cauce; o si el Sínodo es excusa para transmitir la idea del Papa en torno a la familia, el pecado, el perdón, etc. ¿Transmisor o Emisor? 

Hasta ahora es un documento de lectura sencilla y que me está costando menos que Laudato Si, creo que se debe a que la lectura la hago en la lengua materna francés y el esfuerzo del traductor lima las asperezas del original.
Les voy marcando algunos puntos que me parecieron notables o de consideración, ustedes dirán después si vieron más y mejor que yo.


En el punto 12 me parece muy bueno lo del silencio, es para clara expresión de porque en otro ámbito especial como la liturgia –y en la alegría del cristiano en general- las expresiones son en silencio, principalmente interiores. ¡Arriba las plamas!


En el 66 Hay una introducción difícil ¿Cuál es el principio iluminado?¿Como lo entendieron?
« La alianza de amor y fidelidad, de la cual vive la Sagrada Familia de Nazaret, ilumina el principio que da forma a cada familia, y la hace capaz de afrontar mejor las vicisitudes de la vida y de la historia. Sobre esta base, cada familia, a pesar de su debilidad, puede llegar a ser una luz en la oscuridad del mundo…”

El documento en estas primeras páginas repite miríada de veces, el tema del matrimonio Iglesia-Cristo como fundamento del Matrimonio per se, lo presenta como la base para entenderlo.


El 76 Introduce el concepto de “Evangelio de la familia”, como si la familia fuese una nueva categoría de revelación o simplemente hablando de la familia como buena noticia. No me queda claro.


En el 79 los inquisidores del bienpensar ortodoxo habrán aguzado la vista, sin embargo no trae ningún cambio. Aquellos que usaban la discrecionalidad para el “laissez faire” se ven autorizados, y aquellos que tenían miedo de ver cambiar una coma de la ley pueden seguir tranquilos.


Vean el punto 98, dedicado especialmente a los que ponemos cargas pesadas sobre los hombros de los demás y pasen luego al capítulo 4.


El capítulo 4, en los primeros puntos, no aporta mucho que no hayamos visto antes. Una síntesis de la carta de San Pablo a los Corintios con un análisis en cada una de las virtudes del amora aplicadas al matrimonio. Yo marqué en especial el 107 donde menciona aquello de que no podemos perdonar a los demás si antes no nos perdonamos a nosotros, me hizo acordar la lectura de Anselm Grün que hice hace unas semanas, donde psicologizar todo es la respuesta.

Después inicia una serie de comentarios acerca de la vida en el matrimonio, muy atinados y con citas a Martin Luther King (no me gustó porque enfoca en el odio) y a “La fiesta de Babette”, por nombrar dos citas fuera de lo común para un texto eclesiástico, donde suelen abundar referencias a otros documentos y citas bíblicas.


Los dejo así, por el punto 127, a mitad del capítulo 4 porque estos días están llenos de actividad, nos visita un viejo comentarista de este blog con 3 anexos y las casa es una revolución. Prometo avanzar en esta lectura fraccionada aportando una visión por capítulo, que me parece que es mejor ¿No?


PS: Ilustro con una foto de Agus y su amiga J, porque sino esto es muy aburrido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...