2 de agosto de 2016

Islam, locos sueltos y Ratisbona de nuevo

Esto es complicado… Iniciemos con el disparador, que en este caso son las palabras del Papa Francisco en el avión:
"Sí, yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos. Es como una macedonia, hay de todo", comparó. Consideró que se puede decir "que hay violentos en una región" así como también "que en todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista".
"Nosotros (los católicos) también los tenemos. Con el fundamentalismo se puede llegar a matar, y se puede asesinar con la lengua y el cuchillo, pero no es justo identificar al islam con la violencia. Esto no es justo y no es verdad", dijo. (Paso la fuente, por si escamotearon el original)

No esperen ver una reacción volcánica y de condena de este teclado, para nada, nos mantenemos en el espíritu de La nueva idea, el nuevo ejercicio de caridad en to.... Lo que me preocupa a mí es entender como esta frase puede sumarse a aquella que veíamos hace unos días en uno de los párrafos que puse en el inicio de Volviendo sobre Ratisbona.

A priori me suena que es difícil conciliar la teoría del loco suelto (o del “grupito de fanáticos” como lo entendemos los cristianos), versus un Coran con llamados a la guerra santa. Y surgen unas cuantas preguntas que me gustaría plantear algún día a un experto en el diálogo con el Islam. Me parece que son preguntas que buscan entender, pero que a la vez tienen parte de mi cosecha de preconceptos aprendidos de estos tiempos turbulentos:

¿Hay un grupo católico fundamentalista dispuesto a matar infieles? ¿Cómo ese grupo podría actuar para acelerar el Apocalipsis como lo hace Daesh/ISIS/EI?
¿Cómo se estructura el diálogo ecuménico institucional cuando el que tengo en frente es un musulmán? ¿Tiene sentido visto que no tienen un camino teológico propio y único?
¿Qué sentido tiene que un musulmán vaya a misa? ¿Sirve de algo donar terrenos de la parroquia para una mezquita?
¿Cómo hacemos para llevar el Evangelio a los musulmanes?

A pesar de estas preguntas tengo claro que estamos aprendiendo a cuesta de sangre, y que además se trata de una guerra apocalíptica (por lo menos para ellos). Otra cosa que me atrae de la discusión es el bloqueo mental de Occidente para interpretar lo que significa el Islam, me parece que es similar a aquello de no entender a China, como una imposibilidad de diálogo cultural.

También me acompaña en todo este maremágnum, el comentario de ISe que el otro día nos señalaba con el índice en alto que : “-¡no te olvides que tenemos Las Cruzadas, nosotros tenemos las Cruzadas…!-“. Lo hacía para que no tiremos la primera piedra, pero no puedo estar más que en desacuerdo.

En fin, me parece que no estamos ni ahí de entender por dónde va todo esto, lo único que les pediría a mis lectores es: paciencia con estas barruntadas que escribo y en particular, tratar de inocularse intelectualmente contra el buenismo y la multiculturalidad.

Nota bene 1: Lo citado no es lo más importante del discurso de Benedicto XVI
Nota bene 2: Cito al Papa Francisco sin haber leído el resto de la entrevista, que estimo no voy a leer.
Nota bene 3: Ilustro con una simpática foto del avion del Papa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...