12 de octubre de 2016

De la identidad nacional, el islam y Eric Zemmour

Tema serio. Con motivo de la salida de “Un quinquenat pour rien”, su último libro, Eric Zemmour está dando vuelta por toda la televisión de Francia. Lo gracioso es ver como lo invitan todos aquellos que en su casa deben tener un muñeco vudú de Eric para descargar su ira izquierdoide. Se revuelven en su indignación, hacen tripas corazón, lo invitan por la audiencia, preguntan para destruirlo y son indefectiblemente aniquilados. En ese orden.


Eric Zemmour lleva como bandera el rol de polemista, nada más; si bien admite tener peso político y haber tonteado con una encuesta por una posible candidatura.


A mí lo que me interesa es la hipótesis central del momento para Francia: eso de saber si el Islam es compatible con la cultura occidental. Es la pregunta que nadie se atreve a hacer, porque implica descartar la idea tan tentadora de la paz mundial multicultural con todas las religiones en harmonía (Imagine all the people…!).


Yo, sin conocimiento ni postura firme, trato de entender lo que se habla y traer estas discusiones a nuestra realidad Argentina. Me parece que tiene mucho jugo, en especial cuando se le pide a Francia que defina que es su identidad, porque eso -de este lado del océano- es algo en construcción.


http://plus.lefigaro.fr/tag/zemmour

Imaginen que en Francia, decir que las raíces de la identidad del país son cristianas, es motivo de escándalo. En Argentina creo que es un tema que no se puede ni mencionar. Sólo nos protege de cierto modo la herencia hispánica y europea, pero estamos en plena forja. Cualquier innovación va a ser parte de la mezcla. La sociedad actual, mezcla de futbol, matrimonio homosexual, política berreta y familias disociadas es el acervo cultural que va a heredar la sociedad argentina del futuro.


Después aparecen cuestiones como http://castellaniana.blogspot.com/2013/08/documento-historico-antonio-rego-el-p.html o expresiones del maestro Fernando Romro Moreno (muy buena la charla contra el liberal, publicada en Facebook hace una semana), como epifenómenos de una idea de identidad nacional que debería madurar.


Lo que nos falta –creo que es la septuagésima vez que lo pienso- es un Eric local, que se ponga en el lomo todo el pensamiento políticamente correcto de la sociedad y obligue a todos a pensar en que es ser argentino, que nos ponga a pensar si tiene sentido traer refugiados musulmanes o chinos excavadores al país, que nos enfrente como sociedad al aborto, a la corrupción y a la honestidad. En este sentido creo que la única que puede abanderarse hoy algo de ese rol es la Señora Carrió, que se siente feliz con la construcción de República que Macri quiere liderar.


Mientras tanto la polémica en torno al Islam es súper importante en Francia y también es súper dupi volver a leer Ratisbona de ida y vuelta Rémi, Pego y Gregg para entenderla

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...