3 de octubre de 2016

Estoy leyendo Sainte Thérese de Lisieux , final

Bueno, últimas página de este libro que me resultó de mucho provecho.

Primero –si leen este libro en el futuro- vean los aspectos negativos de la espiritualidad de Sainte Thérese: la falta de un método de oración, la ausencia de fenómenos notables, la ausencia de mortificaciones extraordinarias y la ausencia de carismas.

Interesante ¿No? Pero no se dejen engañar, cada uno de ellos es antídoto contra nuestra falta de apetito por la santidad, o expresión de un grado de perfección aún mayor que el que imaginábamos. El título es una trampa y cada aspecto negativo es una nueva enseñanza.

En el punto de la oración, el autor expresa el método de meditación que yo no conocía y que Sainte Thérese de L’Enfant Jesus no practicaba. Son 6 pasos ordenados y orientados a tomar el ejercicio de la meditación como una práctica total de las facultades del alma:
  1. Una oración preparatoria
  2. Dos preludios con composición de lugar
  3. Consideraciones en tres o cinco puntos
  4. Aplicación sistemática de los cinco sentidos y de las tres facultades del alma: memoria, inteligencia y voluntad
  5. Y finalmente coloquios seguidos de resoluciones
  6. Todo acompañado de un examen rápido acerca de los frutos de la oración.
 En los aspectos positivos de la espiritualidad de Sainte Thérese hay una nota que me llamó la atención:

“Un día, le dije que iba a explicar su “Pequeña vía de Amor” a todos mis parientes y amigos, para hacerlos realizar su “Acto de ofrenda” de modo que fuesen directo al Cielo. “¡Oh! –me dijo ella…- si es así, hay que prestar mucha atención, porque “nuestra pequeña vía” mal explicada o mal entendida puede ser entendida como “quietismo o iluminismo”. Estas palabras, desconocidas para mí, me asombraron y le pregunté su significado. Me contó acerca de una cierta Señora Guyon, que se había extraviado en el proceso y agregó: “Que no se piense que seguir nuestra “pequeña vía” es seguir una vía de descanso, de dulzura y consolación. ¡Ah! ¡Es todo lo contrario!. Ofrecerse en víctima al amor, es ofrecerse al sufrimiento, porque el amor solo vive de sufrimiento y cuando uno se libra totalmente al amor, hay que esperar el sufrimiento sin ninguna reserva”.
Esta nota nos alerta a los que nos dejamos tentar por la misericordia como un salvoconducto para pasarla bien y cambiar al mundo, nos llama a entender que la entrega exige una respuesta.

Una buena lectura complementaria sería esta Entrevista a Joseph Ratzinger, entender la Misericordia como el contrapeso al mal en el mundo y a la ausencia de conciencia de pecado.

El libro cierra con la mención de lo ordinario de la santidad de Sainte Thérese con comentarios como el de la cocinera y otras hermanas que no podían creer que hubiese madera de santidad, en esa hermana tan simple y normal.


Me gustó esta lectura, creo que las entradas anteriores son testimonio.Vaya además una coincidencia, terminé de leer el libro el mismo día que la fiesta de Sainte Thérese de Lissieux.

Priez pour nous!

PS: Si alguien en la blogoplatea quiere leerlo no tiene más que pedir. Yo me quedo con mis impresiones de esta y las entradas anteriores


Estoy leyendo Sainte Thérese de Lisieux , jansenismo
Estoy leyendo Sainte Thérese de Lisieux , la Salvación
Estoy leyendo Sainte Thérese de Lisieux , el abandono

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...