Del trabajo, la vocación, Emaus y no hago manteca.

Vengo de misa por la fiesta de San José Obrero, muy buena homilía del Padre José Luis, en especial con aquello del trabajo que algunos tenemos, que nos da sustento, pero que no es nuestra vocación y que a pesar de ello nunca deberíamos de desligar de su relación con Dios.

El trabajo como dignidad, la dignidad de ser copartícipe de la obra de Dios en su creación.

---

De alguna manera el Evangelio de los discípulos de Emaus es muy clara en que nos pueden dar una Biblia de regalo, pueden explicarnos las Escrituras, pero todo ello solo tiene sentido en el momento de la Eucaristía. No hay nada más importante, inclusive más que la comunidad (¡comunidaaaaaaaad!), que es comunidad real solo en función a la Eucaristía.

Dedicate con todo tu corazón a la Eucaristía, todo lo demás es como las hojas de otoño.
Muy lindo otoño tenemos estos días en Sunchales.


---
Recibo preguntas acerca de Sancor y sus problemas. No nos afecta en forma directa porque yo trabajo en otra empresa totalmente distinta (aunque de nombre similar), no hago dulce de leche ni manteca, pero el impacto es grande sobre la ciudad y sobre muchas familias de amigos.

Comentarios