Futbol honesto en Julio y abstinencia tecnológica

Se que hace mucho que no hablo de fútbol por acá; resulta que B me dijo que esas cosas son irracionales y que me vuelvo insoportable. Amén; aceptar y callar.

De todos modos la semana pasada escuchaba los primeros minutos de "90 minutos de fútbol", trataban de legitimar los tejemanejes entorno a un turbio asunto de doping e influencias sobre un árbitro. El hilo argumental iba entre cambiar el sombrero de Honesto Periodista Deportivo que respeta las instituciones, a dejar sacar el Hincha y ganar toda ventaja posible, sea haciendo trampa o influyendo a las autoridades de modo deshonesto. Aguanté 5 minutos.

Para mi es justamente al revés, el hincha quiere un club honesto que gane sin ventajitas mientras que el periodismo deportivo es una cueva de cuervos sedientos de todo aquello que no sea una pelota y 22 enajenados.

PS: "90 minutos de fútbol"¡¡ Hay gente con mucho tiempo libre.
---


Arranca un nuevo mes y entro en modo bunda-cadeira para mis clientes, hay que generar los reportes mensuales. Julio se anuncia con una agenda más tranquila por Rugby y vacaciones de invierno, pero vamos el fin de semana del 15 a celebrar el aniversario de Grand Pere en Buenos Aires y eso v a movilizar un poco.

Mantener a cinco niños en línea es un oficio de domador de leones, gracias a Dios estamos entrenados.

---

Con B estamos implementando medidas de control de acceso a medios electrónicos. Tenemos configurado Microsoft Family que regula los tiempos en pantalla y cada tanto, como el jueves a la noche, hacemos un blackout y simulamos un apagón digital para traer a nuestros hijos a la realidad.

Las reacciones que veo son siempre más o menos las mismas. Primero hay un ataque de enojo y abstinencia; luego caen en la evidencia que tienen que idear un entretenimiento y empieza el fastidio porque "¡No hay nada para hacer...!"o porque los juegos han sido diesmados por el poder destructivo de Pom; finalmente organizan un juego comunitario que incluye gritos, corridas y peleas en toda la casa.

Tus hijos están adormecidos por la tecnología, despertalos cortando Wi-Fi


Comentarios

  1. Conmigo, el apagón es obra de la voluntad, autoridad, arbitrariedad, y maldad paterna. La primera vez que ocurrió se les escapó un "malo!", así que tuve que aclarar: "Malo, no: ¡malísimo!" Y quedó como chiste interno de la familia.
    Pero es totalmente cierto lo que decís: a la crisis de abstinencia/aburrimiento, siempre le sigue una etapa de creatividad. Sólo hay que saber aguantarse las caras largas y berrinches por un rato.

    Felicitaciones por la estrategia, y adelante con las vacaciones!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario