Leí completa una revista Huellas que me regalaron, un número especial acerca del Papa Francisco

Recibí la revista huellas en su número 3 de 2018 justo, justo, justo, providencialmente mientras escuchaba uno de los sermones del Padre Rodrigo Aguilar en Algo del Evangelio (4 de Mayo, creo) en el cual nos llamaba a estar atento a la voz de la Providencia, percibiendo sus llamados y con sed de escuchar.

Me puse en obligación el leerla completa con ojos benevolentes, atento a que los vientos de la Providencia hay que escucharlos soplar y levantar en ellas el barrilete espiritual.

Esta revista se centra en el papado de Francisco I. La primera reflexión que hago es que los autores y entrevistados se esfuerzan realmente en entender al Papa, lo entienden como algo nuevo para la Iglesia, se ajustan a su forma de gobierno y tratan de orientarse a la caridad movidos por el “en salida” de Francisco I. Eso los configura de tres modos diferentes:
  • Los vuelca a la caridad con nuevos ojos, mirando al que más sufre, como si nunca lo hubiesen hecho antes. Es a la vez esperanzador y preocupante (¿qué hacían antes del PPFrancisco?). 
  • Los hace inmune a las críticas, quedando los objetores dentro de estructuras vetustas que no hay que tratar de entender y que el Papa fustiga duramente. A veces me parece que esas estructuras van a ser la nueva periferia que van a tener que atender dentro de unos años.
  • No analizan a fondo las razones y tratan de alinearse con amor filial. Me llamó la atención esa manera de ver en Monseñor Tagle. Yo sin saber mucho pido obispos que vayan a fondo, que confirmen a sus hermanos en la Fe y creo que eso hoy requiere formacion y catecismo.
La lectura es sencilla, es para pasar una tarde de reflexión y conmueven los testimonios de santidad con los cuales van haciendo pausas entre entrevista y artículo.

Con verdadero interés me sumergí en la nota “Un afecto lleno de razones” en el cual esperaba ver algo más de lo que estudiamos en Kusch , sin embargo su autor Giovanni Paccosi no logra llegar al punto de necesitar la definición de “Pueblo” del Papa y permanece en la evaluación inicial de la espiritualidad popular.

Me quedó sabor a poco. Luego leí muchos testimonios de miembros de CL en sus experiencias personales, aunque me cuesta identificar su carisma, aquello que los hace especiales y camino de santidad. Espero haber sacado santo provecho.

Comentarios