Futbol y el caos del micro de la ribera

Primero digamos lo primero. Si hay un reglamento hay que cumplirlo. En ese sentido, si la Conmebol determina que el partido queda suspendido y es dado a perdido para River, me parece lo más justo.
Sería lo adecuado; que Vo-k se gane los puntos y pueda disfrutar del honor de la victoria, sino de los festejos. Lo dice un simpatizante de River.

Dicho esto, algunas consideraciones puntuales, que la gentil blogoplatea podrá comentar a placer o deberá soportar, sea cual sea el caso:
  • Salvo el ojo de Perez, dañado con evidencia, todo el resto de las consecuencias del presunto ataque son teatro de los jugadores. Esa teatralización tiene un tufo de desonestidad que daña la causa Vo-k.
  • La actitud inicial de River y de sus jugadores es una respuesta noble a un infortunio, en ningún momento pretenden sacar ventaja.
  • Las declaraciones ruines, rastreras y mediocres de Tevez y Perez los marcan en los puntos bajos de toda esta historia.
  • Es unánime el pedir del mundo Vo-k por los puntos, en contraposición clara con River en el 2015, donde los aficionados y jugadores pedíamos terminar el partido. Me llamó mucho la atención y habla de lo dolidos que todavía están después de 3 años.
  • Esta riada de moralidad del punto anterior se vuelve furiosamente contra aquellos mismos que denostaron a River por haber acudido a sanciones disciplinares para pasar de ronda, el tan consabido "escritorio". Hoy lo claman a coro.
  • A mi criterio es más grave lo de la madre del niño bengala, que unas piedras contra un colectivo.
  • Algo que hay que admitir es que en el partido anterior el autobus de River llegó a la bombonera en dos oportunidades sin sufrir inconveniente alguno.
  • Otro tema es el de la "traición" de Angelici, hablando con un prohombre de la causa azul amarilla pude entender que no hay tal traición y que ese señor tiene que ir a PAraguay y pedir justicia. Es lo que le corresponde.

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...