¡¡Ingenieri!!

Tomó su tiempo, empezó a principios de los 90 (febrero del 91), pero con tezón y tosudez llegó al final, luego de años de estudio Paul es ahora el "Ingeniero Pincemin".

¡Grande Apolo!

Es una vieja historia familiar, como siempre tuvimos que trabajar, nuestras experiencias de estudio siempre fueron epopeyas (salvo para Carlos) y lo siguen siendo para los que vienen, el mensaje es que "A pesar de que el camino es largo, lo importante es llegar".

Lo que importa de última es la EFICACIA.

Comentarios