Carta cerrada a los sacerdotes

El otro día apareció en La Nación una "Carta abierta a los sacerdotes", la verdad es que me pareció un despropósito por parte de quien la escribió ya que no aporta nada y por parte de La Nación un recurso fácil para obtener una noticia o hacer negocio de la idiotez de la gente.
Transcribo
Carta abierta a los sacerdotes
En los últimos años -sólo en Bogotá, Buenos Aires, México o Río de Janeiro- hubo más asesinatos que en Israel y Palestina y más secuestros que en Irak.
Ustedes son los ojos de Dios, la voz de Dios, manos de Dios.
Vean lo que está pasando, digan algo, hagan algo.
No esperen otro secuestro, otro asesinato, otra víctima de su parroquia.
Vivimos angustiados, con miedo. Nos roban, nos secuestran, nos matan.
Hablen con el Presidente, el gobernador, el intendente, el jefe de policía, el fiscal, el juez, el legislador, nadie le niega una cita a un sacerdote.
Cristo echó a los mercaderes del Templo.
Hablen con los mercaderes de la seguridad, a ustedes los van a escuchar.
LES PEDIMOS POR DIOS que levanten la voz.
Familia Castex

Me parece que les faltan elementos, los obispos se la pasan llamando la atención acerca de las cosas que van mal (la tan vilipendiada ?crisis moral?) y nadie les da bola.
¿Nadie entiende que la Iglesia no es un club o un partido político más? Es verdad que como cristianos tenemos una responsabilidad mayor que aquellos que no conocen a Dios, pero ese compromiso con la sociedad tiene que nacer del cambio de corazón, no de un "hablar con los mercaderes de la seguridad" o de proponer una política de seguridad X.

Les voy a escribir un emilio.

Comentarios