10 de octubre de 2007

Pumas, Escocia, River ...

... y los cerditos (que no merecen estar en el título)

Después del triunfo de los Franchutes, que espero que se repita con la frase de "Gallo cenará rosas en Paris" tuve un fin de semana deportivo exultante, con el triunfo de los Pumas.

Tengo que admitir que la veía peluda y que en el final del partido con esa jugada horrible de Pichot que forzó el último scrum, casi veo confirmadas mis malas vibras. El partido fue feo y un poco menos complicado que con Irlanda, pero Argentina tiene solo algunos argumentos que son los que los trajeron hasta este punto y un ataque descollante no es uno de ellos.

Preocupante es la falta del primer tackle que se vió en varias jugadas de los escoceses, pero creo que igual hay que celebrar todo lo que hicieron estos vagos, contra todo pronóstico y sin hacer caso de todas las estupideces que dicen por ahí los medios (La perla se la lleva el as con lo de Pichot Socialista), supieron imponer de nuevo el corazón. Ahí está la diferencia en este mundial.

¿Sudáfrica? Está super difícil, es casi imposible bajar al candidato, pero nada se pierde con probar y con dejarles en la memoria unos 160 o 170 tackles.


En segundo plano vino el paupérrimo River de los últimos tiempos y con un equipo de medio pelo, que jugó como nunca lo hace cuando es necesario, batió a la bosta en el resultado y en el terreno. Lo único trágico de este asunto es que asegura la perpetuidad de dos personajes deleznables y directamente responsables de este presente gris del más grande: El oportunista.

Vengan, pro bosteros e inclinen humildemente cerviz y rodilla frente al maravilloso Club Atlético River Plate, vuestro padre deportivo de los últimos años. Dejen de festejar empates y cuidado con definir campeonatos ante Estudiantes.

3 comentarios:

  1. Permitime una crítica: me sorprende que en uno de los mejores blogs de la web (al menos, lo es para mí), nos trates a los boquenses como "la bosta".
    Dejando eso de lado, es cierto, tuvimos que doblar la cerviz contra un equipo que hace unos días se caía a pedazos...

    Tema Pumas: esos muchachos emocionan; desde que cantan el himno hasta que termina el partido.
    A esta altura, ya poco importa cómo nos vaya el domingo: lo cierto es que el rugby argentino ha ingresado en su adultez. Te digo más: da más ganas de ver el partido de los Pumas que el previsible papelón de la Selección de fútbol el domingo.
    Un abrazo Javier, siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Perdón, me equivoqué, el papelón de la selección de Basile es el sábado (y será papelón, aún cuando gane, porque seguro que los chilenos de Bielsa nos van a mojar la oreja).

    ResponderEliminar
  3. Pensé seriamente en moderar tu comentario, no se permiten elogios en este lugar.

    Pero bueno, vamos a dejarlo pasar porque se que están teniendo una semana difícil y para justificar de alguna manera el hecho de ser un taliban cuando hablo de los adversarios deportivos del Más Grande.

    No hay justificación, pero es lo que vas a encontrar en este rincón furiosamente riverplatense, en especial cuando venimos con menos envión que de la Rua.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...