2 de enero de 2009

Bautismo de Lucía II

Asi como en ls bautismos de Santi y Tomás, en el Bautismo de Luli éramos una multitud piadosa y feliz que le dimos la bienvenida a esta gran familia en el mejor de los climas.

Recuerdo muy especialmente el Bautismo de todos mis hijos, pero este va a tener su capítulo especial porque el celebrante fue mi padrino que resultó una revelación para nosotros que no lo disfrutamos tan seguido. Revelación porque es muy didáctico y cuidadoso en los sacramentos, porque dió una homilía muy linda acerca de la vida de la Gracia y de nuestra filiación divina y además porque se tomó todo el tiempo necesario para recordarnos a los participantes cada pequeño gesto de la celebración del Bautismo.

Mientras duraba la misa una nube de primos se movía constantemente dentro y fuera de la Iglesia, no parece haber molestado a nadie y pudimos olvidarnos por un rato de nuestros otros tres párvulos que habían quedado a cargo del padrino Etienne.

La catecúmena disfrutó mucho todo el bautismo y se dedicó a perfeccionar uno de sus nuevos conocimientos: el chupete. Subiré fotos.

Especial agradecimeiento se lleva el cura párroco, por su bonomía y disponibilidad. Después de la fiesta grande de Lucía hicimos casi todos los hermanos un te-cena espectacular disfrutando del frío que hace estos días en Buenos Aires.

2 comentarios:

  1. Felicitaciones a padres y padrinos. Lucía María: ¡bienvenida al Hogar!

    Javi, disculpá, pero es -bonhomía-

    ResponderEliminar
  2. Reitero las felicitaciones. Espero que nunca dejemos de valorar lo que significa tener cerca una buena liturgia, un buen sacerdote, un hermoso bautismo para los hijos. Agradezco a Dios por el don de tu padrino sacerdote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...