23 de febrero de 2010

Distinguir entre lectura de difusión y lectura provechosa

Desde hace un tiempo, y movido principalmente por esta entrada que no está tan mal, me vi preguntándome cuales de las entradas que tengo pendiente para leer son del tipo noticia, apologética o difusión y cuales son lecturas reales y necesarias como alimento espiritual y de formación. Ojo que hacer la distinción no es una cuestión sencilla, una buena lectura de difusión puede a la vez ser constructiva.

La elección no es fácil y es necesaria ya que nos permite descartar algunos artículos antes de su arranque o bajar la intensidad mental antes de iniciar la lectura. Un tema que conozco bien puede resultarme una hora perdida si leo un artículo en internet donde solo están expuestos los puntos fundamentales. En eso la longitud de las notas en internet y en los blogs hace que la mayoría de las mismas sean básica aunque no por ello menos interesantes, pero carecen de desarrollo.

Con el tiempo uno va desarrollando un sexto sentido y logra encontrar lo realmente importante, evitando entrevistas sin cuerpo o noticias que no valen más que su título.

¿Leen intensamente en Internet?

3 comentarios:

  1. Leo muy poco en Internet y repito sistemáticamente mis fuentes de lectura (miro siempre lo mismo). ¡Y hasta releo!

    Por otro lado, la relación entre lo que se publica y mi capacidad de lectura tiende a infinito. Esto hace muy poco frecuente en mí la "navegación prospectiva".

    Digamos finalmente que primero me pregunto que quiero encontrar y luego paso a la búsqueda, ya sea en libros, revistas, internet. Leo poco de modo exploratorio. Por aquello de que "Cuando no sabemos a qué puerto nos dirigimos, todos los vientos son desfavorables."

    ResponderEliminar
  2. Noto que cada vez hay más libros y revistas muy interesantes que pueden leerse total o parcialmente en internet (Google Books, Gigapedia, Avaxhome, Dialnet, Project Gutenberg, Internet Archive, Taringa!, Cervantes Virtual, Scribd, etc.). Aunque aún es demasiado molesto leer en una pantalla de computadora (versus la lectura sintiendo las hojas de un libro o revista en los dedos recostado en una cama o cómodo en un sillón), cada vez paso más tiempo leyendo esto y menos leyendo bitácoras o páginas webs más "clásicas".

    En los casos donde encuentro algo que tiene buena pinta y no es demasiado largo, lo imprimo antes. Aunque a veces fue un fiasco, también siento que voy refinando esa capacidad intuitiva, además de prestar atención a quien me lo recomienda o los comentarios de otras personas.

    Hace unos meses, me prestaron un "ebook reader" y no me gustó nada; pero sospecho que en unos años van a refinar el mecanismo para hacerlo mucho más "amigable" y ahí sí, casi seguro que me compro uno.

    ResponderEliminar
  3. No, no leo intensamente en Internet. Apenas si tengo tiempo para la lectura del día en papel, el libro del momento en papel y cuando voy a Internet voy a investigar información complementario de los libros que leo o dudas para las cuales uso Internet como enciclopedia. Luego leo los blogs amigos y un pantallazo de noticias (que no veo en ningún otro lado).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...