5 de agosto de 2010

El Padre Alejandro me cambió los graneros

El Domingo en el sermón el padre Alejandro se refirió al episodio del granero y en lugar de hablar como que la parábola toda se resuelve en

la cabeza del hombre rico, se refirió a que efectivamente el avaricioso construyó sus graneros y recién luego de esto Dios habló.

Perdón, hago un quiebre, me gustó siempre lo de “Y hablo Dios…” , sigo con lo de los graneros.

El Padre Alejandro dijo que luego de que el hombre destruyó y construyó los nuevos graneros y habló con su alma fue cuando Dios le tiró lo de “Insensato, esta noche morirás…” y a mi me parece que no es así, Dios habló antes de que los planes fueran reales y me parece que hay una diferencia importante, el problema es que no veo donde.

Les dijo entonces una parábola: "Había un hombre rico, cuyas tierras habían producido mucho,
y se preguntaba a sí mismo: '¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mi cosecha'.
Después pensó: 'Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes,
y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y date buena vida'.
Pero Dios le dijo: 'Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?'.
Esto es lo que sucede al que acumula riquezas para sí, y no es rico a los ojos de Dios".

Ya se, es probable que el Padre Alejandro no haya dicho esto y yo me estoy volando la cabeza por nada, también es verdad eso que dijo B de que soy muy complicado y me hizo volver al sentido real de las palabras del Evangelio. Pero así y todo me gusta el ejercicio y para estas cosas es que uno tiene un blog.

4 comentarios:

  1. Javier:
    me han regalado el premio "Dardos II" y quiero compartirlo contigo. Puedes pasar a retirarlo en mi blog: http://padrefabian.com.ar/premio-dardos-2

    ResponderEliminar
  2. ¿Vos pensás que más bien es una advertencia la que le hace Dios?

    ResponderEliminar
  3. Yo coincido con vos (y con la mayoría, creo) en suponer que Dios le habla antes de demoler los graneros. Pero no veo que haya mucha diferencia. En cualquier caso, es claro que habla antes de que el tipo haya empezado a darse la buena vida; o sea que se le fue la vida amontonando.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que si hacemos el ejercicio literario, en primera instancia parecería ser que la intervención divina es antes porque para el hombre fueron todo planes: "Voy a hacer" y "Diré a mi alma".

    Pero en ese caso Dios debería decir: ¿Para quien será lo que hayas amontonado?
    Pero si así fuera, Dios además debería decir: "La noche después de acumules todo vas a morir". Pero dice en cambio "Esta noche vas a morir" Y "¿Para quien será lo que has acumulado?".

    Así que parece que Dios viene después, después de que el tipo concretó los planes de hacer otros graneros y llenarlos. Parece haber dos tiempos. El de los planes y luego de realizados la interveción de Dios.

    Che, creo que tiene razón tu sacerdote Alejandro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...