8 de mayo de 2011

Adoración permanente en San Carlos Borromeo

Para el mes de Mayo en la Parroquia se celebran los 100 años de la llegada de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús y los 50 años de la diócesis de Rafaela. El obispo había puesto alta la vara pidiendo la adoración permanente para este mes aniversario. Nuestra Parroquia tomo la posta.

Nosotros sopesamos los inconvenientes y posibles problemas de distinto color que surgen de un proyecto como este y le veíamos miles de contras. Para tapar nuestras lenguas viperinas la fe de Sunchales salió a contestar con todos los turnos cubiertos y una organización impecable.

Con B nos anotamos para el viernes a las 21 y el domingo a las 10. Arrancamos este viernes pasado, me acerqué puntual y vi que mi turno coincidía con un templo abarrotado de invitados  confirmaciones.

Las confirmaciones, como los casamientos, bautismo y hasta el Domingo de Ramos son una avalancha de católicos de "una misa cada 5 años" o "masco mi chicle durante la Consagración". Los que frecuentamos la Eucaristía solemos llevarlo bastante mal y tenemos que hacer esfuerzos ingentes para ofrecer la falta de respeto de quienes asisten como un acto de caridad propio.

Llegué a mitad de una homilía del Padre Gustavo -enviado por el obispo para la ocasión- y lo poco que pude escuchar no me llamó la atención. Avisé a mi consorte que me iba a quedar en misa para seguir con la adoración una vez terminada la misa y sus efusividades.

Después de casi una hora de jolgorio quedamos unas tres personas frente a la custodia escuchando como rápidamente el templo se vaciaba y el ruido y los chicles dejaban lugar al silencio y las escasas luces de las velas.

¡Que linda es una Iglesia vacía!

Yo se que la misión de católica nos imprime el carácter misionero a todos, pero de vez en cuanto necesitamos silencio. No me acuerdo quien decía por ahí que la alegría del cristiano no necesita ser ruidosa y no le tiene miedo al silencio, yo ayer lo experimenté con fuerza.

Tuve mis 30 minutos con el Jefe, fueron la mejor manera de cerrar una semana con mucho trabajo y ofrecer unos minutos para que el viaje de Coque a Francia sea uno de esos "qui forment la jeunesse", espero que mis preces hayan sido escuchadas.

Ya saben, este mes van a tener adoración perpetua en Sunchales. ¡Aprovechen!.

Ahora el problema es que en la misa del último domingo, donde celebró el obispo Carlos María Franzini, aprovechó para subir un poco más la exigencia proponiendo que la adoración permanente sea además perpetua. ¿Sabrá responder Sunchales a este desafío?

3 comentarios:

  1. JA! "¡Qué linda es una Iglesia vacía!" Aunque comprendo lo que querés decir -y confieso que lo comparto, aunque he hecho firme propósito de enmienda-... una Iglesia vacía, no es Iglesia!!!

    Lo que decís con respecto a quienes sólo aparecen en una Iglesia cada tanto... o mascan chicle... Solía pensar lo mismo, hasta que un viejito consagrado y sabio me dijo: "¿Creés que Dios no ve lo que vos ves? Tiene sus formas de obrar y nosotros no somos quienes para juzgar..."

    Intento tener más paciencia, mirar más lo que yo hago, y dejar TODO lo demás a Dios. :-)

    ResponderEliminar
  2. Estoy sorprendido Javier, pense que solo en Buenos Aires existe gente que escribe este tipo de Blogs.
    No veo que hables de misa en Latin... eso no?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, me encantaría tener una misa en latin en la diócesis de Rafaela, sea en el modo ordinario o extraordinario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...